www.elmundodelgato.com

Galería de Razas de Gatos

( 24785 visitas )

ABISINIO

El Abisinio es otra de las razas que acaba con el mito del gato egoísta e independiente. Este felino se convierte en la mascota ideal pues en él encontramos lo mejor de los mininos —limpieza, educación y sutileza— junto con lo que se espera de un perro: demanda de cariño, necesidad de atención y de juegos constantes. Hasta el ser humano más insensible sería incapaz de pasar de largo ante la mirada profunda y expresiva de un animal que maullará dulcemente para conseguir un acercamiento. Si logra su objetivo ya no habrá vuelta atrás; el Abisinio es un conquistador nato que sabe muy bien cómo llevarnos a su terreno.

Leer más...

Enlaces relacionados

De una inteligencia y sensibilidad sin igual, acepta como un reto divertido su educación y acompaña a su amo en sus estados de ánimo. Si recibe el cariño y la atención suficientes se convertirá en un compañero de lo más alegre y divertido y conseguirá arrancarnos una carcajada mientras se mueve al son de la música o adopta una postura imposible cuando investiga objetos extraños.

Historia de la raza

Por lo que se refiere al origen del Abisinio se siguen defendiendo teorías de lo más contradictorias. Dado su parecido con los felinos que aparecen en los antiguos murales egipcios, hay quien sitúa su procedencia en esta civilización e incluso se apunta a que se trataría del mismo gato que acompañó a Nefertiti y a Tutankamon en su viaje al más allá. Otra hipótesis que se baraja es su posible origen asiático, basada, entre otras cosas, en las peculiares características de su manto; cada uno de los pelos del Abisinio presenta varias bandas de color, lo que se denomina ticking, peculiaridad que sólo posee otra raza asiática, el Singapur. Sin embargo, la explicación más plausible es la que sitúa el nacimiento de esta raza en Etiopía. Así, el ancestro de los Abisinios sería un gato llamado «Zula» que llegó a Inglaterra en 1868 al término de una campaña militar desplegada en Abisinia —actual Etiopía— de la mano de la esposa del capitán Barret-Lennard. A partir de «Zula» se siguen dos posibles líneas que llevarían al Abisinio actual. Por un lado, se pensó que el ticking que hacía tan especial a este ejemplar podría provenir del gato salvaje de África Felis libyca y, por otro, se cree que este pelaje tan característico sería la consecuencia de una selección realizada en Gran Bretaña a partir de gatos tabby de pelo corto. Sea como sea, lo que sí se sabe con certeza es que la raza se mejoró y se fijó en Inglaterra.

Su presentación en sociedad se produjo en 1871 durante una exposición en el Crystal Palace de Londres pero habría que esperar hasta 1882 para que se reconociera oficialmente como raza. El juez Harrison Weir fue el encargado de elaborar su estándar.

En el año 1900 a punto estuvo esta raza de cambiar su nombre por el de bunny cat (gato conejo) dado el color tan especial de su capa; incluso, hoy en día, una de sus variedades conserva la denominación «liebre». Su expansión en Estados Unidos empezó en 1909 donde alcanza un gran éxito gracias al trabajo de un reputado criador, Tord Svenson. En 1917 el Abisinio fue reconocido por la CFA mientras que la Federación Felina Francesa lo haría en 1929. A partir de 1930 esta raza disfrutó de una gran aceptación tanto en Europa como en América. El libro de orígenes inglés registra más de una treintena de ejemplares y se importan a Estados Unidos individuos de calidad con los que se inician los programas de crianza, base de los actuales. Durante la Segunda Guerra Mundial buena parte de la población de Abisinios se vio diezmada hasta casi la mitad pues muchos ejemplares murieron de hambre y desnutrición. La raza volvió a resurgir tras la contienda pero en 1960 y 1970 dos grandes epidemias de leucemia felina provocaron que el número de ejemplares se redujera al mínimo. Superada esta enfermedad, los criadores más entusiastas reanudaron su trabajo de selección y crearon al Abisinio actual, mucho más elegante que el de finales del siglo XIX.

Tras tantas vicisitudes, a partir de los años 80 la raza fue ganando popularidad paulatinamente. En España, los primeros Abisinios aparecen en exposiciones entre 1985 y 1990 procedentes de Francia. Ya a principios de los 90 comienzan a exponerse ejemplares nacidos en nuestro país de la mano de Victoria Soria, fundadora del Club Español del Abisinio y Somalí, y del señor Arenas.

Activo, alegre y sensible

El Abisinio es un gato muy sensible e inteligente que percibe al momento el estado de ánimo de su dueño así como cualquier novedad que pueda surgir en su entorno. Odia la soledad pero si cuenta con la compañía habitual de su amo su alegría será desbordante. Además, le encanta recibir cariño por lo que no dudará en saltar sobre el regazo de los humanos y solicitar sus caricias. Es un curioso incorregible por lo que cuando no esté recibiendo mimos se dedicará a investigar cada rincón de su entorno si bien necesita que se le proporcionen suficientes diversiones puesto que le encanta jugar y adora los retos. Su gran capacidad de aprendizaje puede ser aprovechada para enseñarle a hacer cosas; una actividad que el minino agradecerá al compartir tiempo con su amo en lo que él considerará como un juego. Al ser tan activo, es muy dado a trepar por los muebles por lo que es conveniente que pueda distraerse con accesorios para gatos que le mantengan ocupado. Siempre conservando la independencia característica de los gatos, el Abisinio mantiene un fuerte lazo emocional con los que le rodean si bien ante extraños se mostrará reservado y mantendrá las distancias; atención a los niños, pues no soporta demasiado bien sus travesuras. Es muy exigente con respecto a la atención que recibe de su dueño pero a la vez es muy agradecido y en sus mejores momentos demostrará una simpatía y una viveza sin igual. Puede adaptarse perfectamente a la vida en un piso pero es preciso que se le proporcionen medios para que se desfogue; es más, si no está motivado buscará estímulos externos y tenderá a la fuga o se convertirá en un animal apático e insociable.

Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8