www.elmundodelgato.com
Azul Ruso, auténtica mirada felina

Azul Ruso, auténtica mirada felina

Texto: Patricia Lozano

Ojos verde esmeralda y manto azul con reflejos plateados son dos razones suficientes para considerar al Azul Ruso como uno de los gatos más bellos que existen en la actualidad. Si a eso le sumamos su elegancia natural, su carácter tímido pero a la vez afectuoso y juguetón y su gusto por la tranquilidad, podemos asegurar que nos encontramos ante la mascota perfecta.

ORIGEN

Una vez más, nos encontramos ante una raza de la que poco se sabe sobre sus orígenes. Como siempre, existen diversas teorías pero la más extendida es la que asegura que proviene de la zona de Archangel (actual Arkhangelsk), un puerto del norte de Rusia situado a 200 kilómetros del círculo polar ártico.

Esto explicaría la razón de su grueso pelaje protector, una característica que le convirtió, según cuenta la leyenda, en objetivo de los cazadores pues su pelo era comparado con el de la nutria o el castor. Hay quien asegura que su origen se remonta al siglo VIII a.c., época en la que eran acompañantes de los navegantes vikingos, mientras que algunos sostienen que el Azul Ruso desciende de los gatos reales de la corte rusa, donde eran tan apreciados que incluso se les permitía dormir con los hijos de los zares. Además, no falta quien cree que esta raza es originaria de la cuenca mediterránea, acercándolo al Chartreux francés, hipótesis por la que durante un tiempo fue conocido como Gato de

Malta o Azul de España. Otros nombres que se le aplicaron fueron Gato Arcángel o Azul Extranjero.

Sin embargo, parece que la llegada de estos gatos a Europa se produjo alrededor de 1860 cuando fueron importados por marineros ingleses desde Archangel hasta Inglaterra y los países escandinavos. Fueron expuestos por primera vez en 1871 en el Crystal Palace de Londres compitiendo en la misma categoría que otros gatos de color azul. En 1912 la felinofilia británica quiso distinguir al Azul Británico de lo que por entonces se clasificaba como gatos de pelo corto extranjeros, grupo en el que estaba incluido el Azul Ruso. Este término continuó utilizándose hasta 1939, año en que se oficializó la raza con el estándar y la denominación actual.

CONSOLIDACIÓN DE LA RAZA

Desde su llegada a Europa los criadores ingleses y escandinavos de Suecia, Dinamarca y Finlandia trabajaron en la obtención de las líneas de sangre que serían los cimientos del Azul Ruso que conocemos hoy. Pero la Segunda Guerra Mundial interrumpió la cría e hizo que la raza estuviera a punto de desaparecer. Esto obligó a británicos y escandinavos a cruzar al Azul Ruso con ejemplares de British Shorthair azules y, especialmente, con el Siamés lo que provocó que adquirieran un marcado aspecto oriental. Esto no gustó a los puristas de la raza y, desde 1965, se decidió retomar el tipo original de Azul Ruso y acabar con toda influencia del Siamés.

En 1900, cuando todavía era conocido como Maltés, recalaría en Estados Unidos el Azul Ruso pero hasta la década de los cuarenta los expertos no le prestarían atención. Los norteamericanos tardaron en apreciar las cualidades de esta raza y en distinguirla de otras variedades azules ya que, hasta finales de los sesenta, no se consolidó como raza independiente. Combinando las líneas inglesas con las escandinavas obtuvieron gatos más estilizados y pequeños, con un porte más elegante, el pelaje más claro y con los ojos de un verde más pálido de lo habitual.

Todos estos trabajos han supuesto que puedan reconocerse pequeñas diferencias dependiendo de la zona de la que provengan. Así, en Europa podemos distinguir al Azul Ruso inglés del escandinavo y del continental. Los primeros son bastante corpulentos, de cabeza más redondeada que cuneiforme y su pelaje es más bien oscuro pero posee un tipping plateado en la capa exterior y aspecto de felpa. Los ojos son de un color verde intenso, no muy grandes ni muy separados, mientras que la base de las orejas es ancha. Los gatos que proceden de criadores escandinavos son fuertes y elegantes con la cabeza cuneiforme y el perfil plano. El pelo es muy azulado con tipping plateado y podemos encontrar ejemplares que lo tengan un poco más largo y no muy afelpado. Los ojos son grandes, algo almendrados y de un profundo color verde. El Azul Ruso que podemos llamar continental es más pequeño, estilizado y elegante que el inglés, con las extremidades más largas y delgadas y la cabeza más cuneiforme que redonda con ojos grandes y proporcionados.

Estos gatos, que son los que podemos encontrar en España, tienen el pelo muy claro y plateado. Por su parte, el Azul Ruso americano posee unas líneas muy estilizadas que le acercan al tipo oriental, es pequeño y de cara muy angulosa. Las orejas se insertan más abajo y los ojos, grandes y casi redondos, son de color verde pálido. El pelo es azul claro con un distintivo tipping plateado.

En los años ochenta, el cruce en Estados Unidos de un macho y una hembra con el gen de pelo largo dio como resultado un Azul Ruso de pelo largo que derivó en la creación de una nueva raza denominada Nibelungo.

APARIENCIA

Al margen de las pequeñas diferencias que encontramos dependiendo de la zona geográfica de nacimiento, uno de los rasgos más sobresalientes de esta raza es su pelaje corto y denso de color azul brillante y reflejos plateados que hacen que parezca un lustroso peluche de textura aterciopelada y enormemente suave. Dado que se cree que procede de un clima frío, el sedoso subpelo del manto estaría destinado a proporcionar aislamiento mientras que el pelo exterior actuaría como repelente del agua. Sus ojos, de un color verde esmeralda intenso, son otro de los rasgos distintivos de esta raza. Estos gatos son estilizados y elegantes, con una osamenta de tamaño medio, patas alargadas, pies pequeños y ovalados y una cola bastante larga y puntiaguda. La cabeza, de cráneo plano, es corta y cuneiforme. La frente y la nariz son rectas y forman un ángulo sin que podamos hablar de stop; la barbilla es fuerte y las almohadillas de los bigotes, prominentes. La comisura de su boca, levemente ascendente, hace que su cara parezca exhibir una sonrisa permanente. Las orejas son grandes, anchas en la base y casi transparentes, sin mechones, y se sitúan en la parte alta de la cabeza si bien esto último se considera un defecto en Norteamérica.

El atractivo manto brillante del Azul Ruso ha hecho que algunos criadores hayan intentado conseguir la misma textura en otros colores. Así, se han criado ejemplares de color negro y blanco sobre todo en Australia y Nueva Zelanda.

CARÁCTER Y CRÍA

El Azul Ruso es un gato tranquilo, dulce, cariñoso e inteligente lo que facilita su educación. Su naturaleza tímida no impide que se muestre afectuoso con quienes aprecia y que se mantenga activo, curioso y juguetón a lo largo de toda su vida. Se trata de gatos muy limpios que adoran la rutina por lo que estarán encantados con unos dueños que mantengan las costumbres. Raramente se expresan con sonidos y, cuando lo hacen, tienen un tono de voz muy bajo y suave. Les encanta sentarse en lugares cálidos y no tendrán problemas si tienen que pasar mucho tiempo solos, algo que es de agradecer dado lo ajetreado de la vida actual, pues sabrán buscarse entretenimientos.

Dado que les encanta jugar, es conveniente que dispongan de juguetes que deberán ser sustituidos con regularidad para que no dejen de atraer su atención.

Cuando su dueño regrese a casa le seguirán por todas partes observando sus actividades y tratando de participar en ellas. Se adaptan perfectamente a un apartamento pequeño pues les encanta estar en el interior aunque, si disponen de un jardín o un patio, no dejarán escapar la oportunidad de salir a curiosear. Pueden compartir su vida con niños que no les traten con excesiva rudeza y otras mascotas. Con las visitas será bastante tímido pero, a la vez, no podrá ocultar su curiosidad y no tardará en tratar de investigar aunque al principio buscará la protección de su dueño.

Los cachorros nacen en camadas de cuatro, con un pelaje suave de color gris en el que no se aprecia ningún reflejo plateado. Es habitual que presenten tenues marcas tabby o fantasma especialmente anillos en la cola y atigradas en el lomo que pueden persistir hasta que cumplan un año de edad y se haya desarrollado el pelo adulto. Tanto el macho como la hembra son progenitores atentos que cuidan con mimo a sus pequeños. Los criadores pueden encontrarse con algunos problemas como los riesgos de consanguinidad dado el reducido número de ejemplares de Azul Ruso y la competencia que suponen razas como el Chartreaux o el British Shorthair. Además, cuando los gatitos tienen la edad adecuada para dejar la camada, aún no poseen el color verde en los ojos, uno de los encantos principales de esta raza. Sin embargo, por lo general, los cachorros no destacan por su belleza pero, a medida que van creciendo, se convierten en ejemplares realmente espectaculares. Los gatitos nacen con una carita muy redonda y las orejas muy separadas. Los ojos adquieren un tono amarillento hasta que a los pocos meses aparece un anillo verde que rodea las pupilas. Hasta el año no se definirá el color de los ojos.

SALUD Y CUIDADOS

Los ejemplares de Azul Ruso son gatos muy saludables, sin problemas genéticos ni propensión a enfermar por lo que no necesitan cuidados especiales. Tan sólo requieren una alimentación sana, equilibrada y adecuada, la atención y el cariño suficientes por parte del dueño y las visitas periódicas al veterinario. Como la mayoría de los gatos de pelo corto, apenas forman bolas de pelo pero, aún así, requieren cepillados regulares especialmente en primavera y en otoño que es cuando se produce la muda. Para que el pelo no se alise es conveniente levantarlo al cepillarlo. Si les acostumbramos desde pequeños, será para ellos una actividad tan placentera que la reclamarán a menudo. Los baños frecuentes (normalmente una vez al mes y dos veces al mes en época de muda) les ayudarán a deshacerse del pelo suelto y facilitarán que el cambio del mismo se produzca más rápidamente.

Si se trata de un gato de exposición, unos cuatro días antes del concurso podemos someterle a un baño con salvado y utilizaremos una almohadilla de seda o gamuza para que luzca su manto en las mejores condiciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Azul Ruso, auténtica mirada felina

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    622 | Juan Pablo - 18/06/2017 @ 10:17:23 (GMT+1)
    Buenas noches:  Hace una semana abandonaron en la puerta de la iglesia un gatito. Hacía mucho frío y estaba muerto de miedo, así que lo adopté. Nunca había tenido un gato, pero nos vamos entendiendo muy bien. Calculo que tendrá unos cuatro meses. El carácter es tal cual lo describes. El pelaje es gris, con cierto resplandor plata, los ojos poseen un anillo esmeralda alrededor de la pupila y continúan amarillos. Lo encuentro bastante parecido al Azul Ruso. ¿Crees que Beto –así lo llamé– puede tener algo de Azul Ruso. Me desconcierta el color de los ojos, ya que, como dices, el color es cambiante durante el primer año. ¿Podría enviarte algunas fotos, para conocer tu opinión? En cualquier caso, ya tiene hogar. Saludos. Juan Pablo.
  • Comenta esta noticia
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelGato.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.