www.elmundodelgato.com
Vuelven por Navidad
Ampliar

Vuelven por Navidad

Durante esta época navideña todos deseamos que nuestros hogares luzcan bonitos y produzcan sensaciones de bienestar a todos los que los habitamos, pero cuidado, no es oro todo lo que reluce y menos para nuestras queridas mascotas. Vamos a hablar de dos plantas muy frecuentes en estas fechas: el Acebo y la Flor de Pascua.

Vuelven por Navidad

Es en esta época del año cuando se produce un incremento notable de las consultas en las clínicas veterinarias a causa de intoxicaciones por plantas ornamentales, podemos estar hablando de un 15 % más de visitas al veterinario. La mayoría de las veces estas consultas se deben a que los cachorritos por su naturaleza inquieta y juguetona descubren esa planta nueva y colorida, y qué otra cosa puede ser más emocionante que interesarse por ella.

El acebo

Es una especie autóctona que se desarrolla en nuestras latitudes y que se puede encontrar en casi la totalidad de Europa y el este de Asia. Es un arbusto o un pequeño árbol que no suele sobrepasar los 12 metros de altura. Produce unos frutos esféricos que al principio son verdes pero van madurando y volviéndose de color rojo muy intenso.

En España están protegidos ya que sus localizaciones naturales son escasas y sólo se permite la comercialización de la totalidad de la planta y siempre con cepellón.

La toxicidad de esta planta se presenta tanto en las hojas como en los frutos rojos que ya hemos descrito y la sintomatología va asociada a problemas digestivos. El cuadro clínico más común que se presenta son vómitos y diarreas, náuseas y deshidratación. También se puede apreciar una gran salivación. La complicación más grave que podemos tener es que nuestra mascota haya ingerido gran cantidad de la planta y entonces podemos estar ante síntomas más complicados como son los nerviosos, que pueden llevar a la muerte de nuestro animal en pocas horas.

La flor de pascua

Denominada también como poinsettia, es de origen mejicano encontrándose en su pais de origen como árbol y pudiendo alcanzar los tres metros de altura, en España es una planta ornamental que se cultiva en maceta y aunque suele ser una planta de navidad podemos conseguir que se desarrolle durante muchos años con un buen cuidado.

Su toxicidad se debe a un látex que circula por su interior de aspecto lechoso en el que se han encontrado gran cantidad de sustancias químicas responsables de los problemas que pueden causar en nuestros perros y gatos.

El contacto con la planta puede ocasionar síntomas dérmicos y oculares con dermatitis y conjuntivitis y podemos encontrar también úlceras en la cornea. Si el animal ingiere parte de la planta entonces estamos ante síntomas digestivos que van desde inflamación de la boca y faringe y posteriormente diarreas y vómitos. En el caso de los gatos encontramos una salivación muy profusa.

La recuperación suele ser positiva y en una semana podemos haber superado la crisis pero como en el caso anterior se puede complicar con síntomas nerviosos y perjudicar mucho la evolución.

Qué podemos hacer

Ante todo prevenir, si hemos elegido estas plantas para decorar nuestras casas debemos intentar que nuestras mascotas no tengan acceso a ellas. Podemos ponerlas en lugares elevados donde no puedan llegar. En el caso de que hayan sufrido una intoxicación debemos llevarles inmediatamente al veterinario que podrá tratar los síntomas y evitar peores complicaciones. Siempre que acudamos al especialista acordémonos de mencionar que nuestras nuevas plantas han vuelto por Navidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.