www.elmundodelgato.com
junio 2016    31 de mayo de 2016
Cachorros

Texto: Patricia Lozano

¿Con cuál me quedo?

Tener un cachorro supone muchas más responsabilidades de las que en un principio nos pueda parecer. Esa bolita de pelo que nos mira con ojos tiernos y que nos ha conquistado con sus travesuras tiene necesidades (y también las hace, no lo olvidemos) que nos toca cubrir a nosotros. Antes de llevárselo a casa, piénselo bien.

Ese adorable animalito se convertirá muy pronto —demasiado pronto— en un adulto que nos acompañará gran parte de nuestra vida, más o menos unos quince años.

Preparar el ajuar

Antes de que nuestro nuevo amigo llegue al que será su hogar, debemos hacernos con una serie de accesorios para brindarle la bienvenida que se merece. No nos puede faltar un comedero y un bebedero cuya agua cambiaremos regularmente. Es importante limpiar estos recipientes con asiduidad para evitar que aparezcan olores que hagan que el animal rechace la comida.

Bienvenido a casa

Ya está todo listo y ha llegado el momento de que nuestro nuevo compañero conozca el que será su hogar. Probablemente, todos los miembros de la familia estarán nerviosos ante el gran acontecimiento pero debemos proceder con mucho cuidado ya que el animalito estará muy asustado. Es conveniente recogerle con el trasportín para evitar que sufra algún daño en el traslado. Al llegar a casa, lo mejor es dejar que salga por su propio pie y comience a explorar los alrededores por su cuenta.

Cuidados

Es importante que todos los miembros de la familia entiendan que el cachorro necesita dormir mucho y que es fundamental respetar sus periodos de descanso. A medida que vaya creciendo, sus siestas serán más cortas y sus ganas de jugar, mayores. Pasado el primer susto inicial, el gatito buscará establecer vínculos afectivos por lo que es necesario pasar tiempo con él, acariciarle, hablarle y pronunciar su nombre. Hay gatos que se conforman con estar en la misma habitación que sus amos pero otros requieren más atención y mimos por lo que estos primeros días servirán para conocer lo que le gusta y lo que no.

En el veterinario

En esta primera visita el especialista realizará una revisión a conciencia de nuestro animal y establecerá un calendario de desparasitaciones y vacunaciones, además de proporcionarnos toda la información que necesitemos.

Como norma general, antes de comenzar con las vacunas se realizan las desparasitaciones interna y externa. Así, la primera desparasitación interna se lleva a cabo cuando el gato tiene un mes de vida y, por lo tanto, el criador o el dueño de la camada serán quienes se ocupen de ella. Se repetirá a los quince días y luego un mes después. Una vez terminado el programa inicial de vacunaciones, sólo se realizará dos veces al año aunque en el caso de los gatos que salgan al exterior con frecuencia, habrá que administrarles un producto adecuado cada tres meses.

Alimentación

Durante los primeros meses los cachorros experimentan un crecimiento espectacular y, para que éste se desarrolle con absoluta normalidad y la salud del gato sea perfecta, es necesaria una buena alimentación. Es vital que el recién nacido reciba el calostro de la madre (la primera leche que segrega) en cantidad suficiente, pues es indispensable para la protección de su sistema inmunitario y sólo se produce durante las primeras 24 horas tras el parto. Entre las dos y tres primeras semanas la madre tiene suficiente leche para cubrir la demanda de sus crías pero, a partir de la tercera semana, se estabiliza mientras que las necesidades de la camada crecen: ha llegado el momento del destete.

Pórtate bien

Los gatos no buscan agradar a sus amos sino que actúan para su propio beneficio por lo que su educación debe estar basada en las recompensas y la relación entre el educador y la mascota no debe asentarse en el miedo.

Los comportamientos positivos se premiarán con caricias, comida o juegos mientras que para intentar erradicar los negativos podemos utilizar algunos trucos. Rociarle con un poco de agua, tirar al suelo una bolsa llena de monedas o lanzarle una bolita de papel cuando le sorprendamos arañando el sillón o trepando por las cortinas, son buenos métodos que le asustarán e interrumpirán su comportamiento.

Pero, cuidado, si el animal asocia este castigo con nosotros únicamente conseguiremos que se vuelva desconfiado y que espere a estar solo para llevar a cabo sus fechorías. Después de aplicar el sistema que hayamos elegido sin que el gatito nos vea, debemos comportarnos de la manera más natural del mundo, aparentando que no nos hemos dado cuenta de lo que ha sucedido y que no tiene nada que ver con nosotros.

Una de las primeras cosas que debemos enseñarle es a hacer uso de la bandeja de arena. La madre ya le habrá aleccionado en este sentido pero, al encontrarse en un nuevo ambiente, puede que se le olvide. Así, hay que mostrarle dónde está situada y llevarle a ella varias veces al día, preferentemente unos veinte minutos después de cada comida. Podemos remover un poco la arena para que vea cómo se escarba pero nunca debemos obligarle o tratarle bruscamente pues sólo conseguiremos que asocie la bandeja con una experiencia negativa.

El juego, fuente de salud

Nuestro cachorrito está acostumbrado a disfrutar de un tiempo de juego al día con sus hermanitos pero ahora nos toca a nosotros compartir con él estos ratos divertidos.

No le reste importancia, el juego, además de ser la base de su socialización, es la mejor manera de hacer que nuestro animal practique ejercicio, lo que permitirá que crezca fuerte y sano. Debemos dedicar un ratito cada día a jugar con él aunque con cuidado de no pasarnos pues, demasiada actividad podría hacer que se sobrecargasen sus patitas o que consumiese demasiada energía. Lo que hay que conseguir es que su organismo consuma todo lo que no utiliza para mantenerle en perfecto estado, evitar la obesidad y hacer que tenga un correcto desarrollo muscular.

El regalo perfecto

El regalo perfecto

Un cachorro puede ser el regalo perfecto siempre y cuando hayamos considerado unos cuantos aspectos.

Debemos ser objetivos y valorar si el futuro propietario es lo suficientemente responsable y si su estilo de vida es el adecuado para atender a un animal. Obviamente, la persona elegida debe ser amante de los animales en general y de los gatitos en particular. Pero no sólo eso, deberíamos asegurarnos de que desea compartir su vida con una mascota pues, de lo contrario, el resultado sería desastroso ya que, lo más probable, es que nuestro obsequio se convierta más bien en un engorro.

Por otro lado, la Navidad no es uno de los momentos más adecuados para introducir a un animal en un nuevo hogar. Es cierto que lo habitual es que dispongamos de más tiempo libre pero, a la vez, son días de mucho ajetreo, salidas y entradas sin un horario determinado y demasiado bullicio. Los gatos —al igual que el resto de mascotas— necesitan un periodo de adaptación y en Navidad no podremos prestarles la atención y los cuidados que requieren. Piénselo bien, no se deje llevar por un arrebato y valore si su regalo va a ser realmente apreciado.

Fundación Affinity ha declarado 2016 como el año del gato

7 beneficios que un gato aporta a nuestra vida

A través de la campaña ‘Contigo, 7 vidas’, Fundación Affinity pretende divulgar los beneficios que aporta convivir con un gato, explicar el vínculo que les une con sus propietarios y desterrar falsas creencias alrededor del mundo felino

Si te gustan los gatos y estás planteando compartir tu vida con uno, seguro que este listado de beneficios te ayuda a dar el paso. Y si ya eres propietario de un gato, seguro que te verás reflejado con estas situaciones cotidianas que refuerzan los lazos con tu animal de compañía.

Expertos corroboran que convivir con una mascota aporta bienestar físico, psicológico y social

Así lo ha expresado del director médico del Hospital Universitario HM Sanchinarro, Carlos Mascías, en una jornada organizada por el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid (COVM)

El director médico del Hospital Universitario HM Sanchinarro, Carlos Mascías, ha informado este jueves en una jornada organizada por el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid, que las mascotas reportan un bienestar físico, social y mental a las personas que conviven con ellas. Además, ha explicado que tener un animal de compañía disminuye el riesgo de sufrir alergias y de contraer enfermedades, ya que al convivir con un animal se desarrolla más el sistema inmunológico.

Este verano de vacaciones con la mascota

A pesar de las opciones que existen para el transporte de mascotas, el abandono de animales, especialmente de perros y gatos, sigue siendo uno de los mayores problemas del bienestar animal en España

Aunque el abandono de mascotas es un fenómeno que se produce a lo largo de todo el año, cuando llegan las vacaciones de verano esta cifra se incrementa ligeramente ante la incertidumbre de qué hacer con estos animales. Es por ello que se convierte en una necesidad concienciar a los propietarios acerca de la responsabilidad que tienen sobre sus animales de compañía y evitar su abandono durante la época estival.

Cats Museum

Cats Museum