cabecera
Hemeroteca :: Edición del 06/06/2012 | Salir de la hemeroteca
Qué podemos exigir a cada profesional

Qué podemos exigir a cada profesional

Texto: Susana Alfageme y Elena Cuervo (Abogadas) www.cuervoalfageme.com

A lo largo de la vida de nuestro perro pueden ser varios los profesionales a los que encarguemos su cuidado, su salud, su bienestar o su educación. Vamos a hacer un breve repaso de los más habituales y de cuáles son las obligaciones básicas que contraen con los propietarios cuando éstos les contratan para hacer su trabajo sobre uno de sus animales.
Las clínicas veterinarias.

Si hay un profesional con el cual nuestro gato o perro mantiene contacto desde el primer momento de su vida hasta el final de la misma, porque además es una obligación del propietario el mantenimiento de su salud y su vacunación y desparasitación periódicas, ése es el veterinario. Por este motivo son también frecuentes los problemas que pueden surgir respecto a su correcta o incorrecta actuación en muchas ocasiones. Por eso la cuestión más importante es ¿qué le podemos exigir?
Si empezamos por lo más básico lo primero que debemos exigir a cualquier veterinario que vaya a atender a uno de nuestros animales es que posea el título y se encuentre correctamente colegiado, lo que nos ofrece una garantía de que se cumplen, al menos, determinados requisitos mínimos e imprescindibles. No obstante, en una clínica pueden prestar sus servicios otro tipo de profesionales que no cuentan con la titulación de veterinario. Son los auxiliares veterinarios que asisten al profesional pero que nunca deben sustituirle en aquellas actuaciones en las que necesariamente debe participar un veterinario titulado. Estos cuidadores también deben contar con un mínimo de preparación en el tratamiento de animales.
Cuando acudimos a una clínica veterinaria y solicitamos los servicios un profesional lo que estamos realizando es un contrato en el que como clientes nos comprometemos a abonar los honorarios que dicho profesional nos determine en función de la actuación que sea preciso realizar mientras que él se compromete a atender a nuestro animal de una manera correcta y adecuada aplicando los conocimientos que le proporciona su cualificación profesional. El veterinario tiene el deber de solicitar y obtener el consentimiento expreso y escrito del cliente antes de realizar cualquier actuación que suponga un riesgo para el animal facilitándole previamente al propietario la información necesaria. Este consentimiento también será necesario cuando deba efectuarse una eutanasia o una necropsia.

Si aún adoptando todas las precauciones posibles, consideramos que la actuación de una clínica no ha sido correcta y con ello se ha causado un daño a nuestro animal, lo más recomendable es conservar toda la documentación del caso, solicitar una autopsia del animal si éste ha fallecido y consultar con un abogado especialista en la materia que nos orientará en nuestro caso concreto dado que cada supuesto es un mundo de posibilidades.

Profesionales de la peluquería y estética animal.

En estos casos, la preparación de estos profesionales no es universitaria pero si exige la realización previa de cursos, capacitación profesional y el trato adecuado a nuestro animal en función de sus características. Los requisitos que deben cumplir estos centros no son los mismos en cada Comunidad Autónoma aunque en muchas de ella se requiere que se configuren como núcleos zoológicos lo que implica que van a tener un control administrativo determinado.
Fundamental, en todo caso, resulta que cuenten con unas instalaciones y un instrumental adecuado, con unos profesionales debidamente preparados y capacitados y con programas actualizados de desparasitación y desinfección. También es importante que, además de estos puntos, como clientes, especifiquemos si nuestro animal cuenta con algún problema que pueda afectar a alguno de los tratamientos o actuaciones que van a realizar y el carácter que tiene que puede afectar en su manipulación.
Si, como consecuencia de la estancia en uno de estos centros y de los tratamientos contratados, el animal sufre algún tipo de daño debido, por ejemplo, a la falta de experiencia o cuidado de la persona que lo manipule o bien porque no se haya efectuado correctamente el trabajo encargado, el propietario o poseedor puede reclamar contra el centro en función del grado de su responsabilidad y los daños finalmente ocasionados. Para valorar uno y otro aspecto es importante conservar todos los documentos relacionados con los hechos: contrato, facturas, fotos del animal, etcétera.

Las residencias de animales
Una alternativa si no contamos con nadie que pueda hacerse cargo de nuestro animal cuando tenemos que ausentarnos y no podemos trasladarlo con nosotros es acudir a una residencia temporal.

Las residencias, por el mero hecho de ser un establecimiento abierto al público dedicado a la estancia de animales, deben ya cumplir con una serie de requisitos establecidos en la legislación autonómica. Normalmente se les exige estar constituidas como núcleo zoológico. Por este motivo nuestra elección debe dirigirse hacia una que esté legalmente constituida. De esta forma aseguramos al menos que cuenta con un espacio determinado, con unas garantías higiénicas y de alimentación y con asistencia veterinaria. En cualquier caso es importante visitarla y acordar todos los extremos antes de llevar a nuestra mascota. También es importante que los puntos más importantes figuren en un contrato que nos servirá para exigir responsabilidades a la residencia en caso de que exista algún problema. Para que todo salga bien es interesante indicar a la residencia los hábitos y cuidados del animal para su estancia allí resulte no sólo lo más cómoda posible sino también saludable y nuestro número de teléfono por si surgiera cualquier urgencia que precise nuestra atención o decisión.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelGato.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.