Asma bronquial en los gatos

El asma bronquial aparece en gatos a partir de los 2 o 3 años como consecuencia de la obstrucción de las vías aéreas bajas debido a múltiples estímulos, entre otros, cambios de temperatura, alérgenos inhalados y el ejercicio.

Los gatos afectados se agachan, extienden el cuello y tosen una o varias veces al día; asimismo, presentan cuadros de disnea esporádicos que suelen precederse de una tos paroxística. El gato se encuentra completamente normal entre los episodios asmáticos, si bien en ocasiones estornuda. La condición física es buena, a excepción de los cuadros de tos muy frecuentes, dado que llegan a ser extenuantes.

Teniendo en cuenta que una de las principales causas es la inhalación de alérgenos o sustancias irritantes, deberemos evitar que el gato tenga contacto con el polvo de la bandeja de arena higiénica utilizando otros tipos de lechos, pero también evitar el humo del tabaco y su presencia cuando se utilicen productos de limpieza caseros por la eliminación de vapores posiblemente irritantes, incluso evitar el uso de perfumes…

¡Comparte en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *