septiembre 2016
19 de septiembre de 2020, 7:25:21
Feliscopio


¡No sin mi gato!


Siempre se ha comentado entre las virtudes del gato aquella que, debido a su carácter a la vez casero e independiente, nos permite dejarlo solo en casa durante cortos periodos de tiempo para escapar de la ciudad un fin de semana o para un viaje profesional. Incluso a veces nuestros periodos de ausencia no son tan cortos, y entonces aparece esa costumbre tan explotada en la literatura sentimental de dejarle la llave de casa a ese vecino o vecina favoritos para que se ocupe de la limpieza y alimentación de nuestro compañero.


Pero no nos engañemos, lo que verdaderamente nos gustaría a la mayoría, sobre todo en nuestras vacaciones, sería llevarnos a nuestro gato con nosotros, divertirnos observando sus reacciones en el nuevo entorno y, sobre todo, evitarle un periodo de soledad en casa que seguramente se nos hace a nosotros muy largo y –nos gusta pensar así- a él también.

Pero al igual que sucede con el perro y el resto de mascotas, el principal inconveniente a la hora de que nuestro gato nos acompañe en nuestras escapadas (debidamente documentado, no lo ovidemos) es encontrar establecimientos hosteleros que los acepten. Y no es porque no los haya, que las cosas han cambiado mucho en este terreno de pocos años acá. Pero resulta complicado saber dónde se encuentran y qué condiciones han de concurrir para cumplir sin sobresaltos nuestro sueño de disfrutar de un viaje acompañados de nuestro gato.

Una perfecta solución para estos casos nos la ofrece desde hace algún tiempo la tecnología de la comunicación y el creciente impulso de sus comunidades de usuarios. Por ejemplo, podremos encontrar destinos vacacionales en los que se aceptan mascotas en Mascotas Bienvenidas. Se trata de una plataforma web de uso completamente gratuito en la que se dan de alta tanto los usuarios que buscan un lugar al que desplazarse con su mascota como los establecimientos que las aceptan. Así, uno puede encontrar perfectamente geo-localizados no sólo hoteles, sino también restaurantes, veterinarios, tiendas y toda clase de establecimientos y lugares públicos.

Para los que vivimos con un gato no hace falta insistir mucho en la revolución que esto supone, pues todos hemos tenido que enfrentarnos alguna vez a difíciles situaciones cuando necesitamos salir de viaje con nuestro gato. Pero hay más: Mascotas Bienvenidas nos permite también, por ejemplo, tomar café acompañados de nuestro gato en un establecimiento “pet-friendly” cercano al consultorio veterinario el día en que lo llevamos a su revisión clínica. ¿Cabe mayor lujo?

ElMundodelGato.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elmundodelgato.com