www.elmundodelgato.com
Tos en los gatos

Tos en los gatos

Texto: María Luisa Palmero Colado

viernes 24 de abril de 2015, 10:44h

A diferencia con el perro, los gatos no poseen receptores de tos en los alvéolos ni sacos alveolares, por lo que la tos, sorprendentemente, no se produce o aparece muy leve en patologías graves del parénquima pulmonar, por ejemplo, neumonías, compresión pulmonar por derrame pleural y compresiones mediastínicas por masas, lo que puede limitar mucho su diagnóstico precoz

Otra diferencia, comparado con el perro, es que resulta muy infrecuente también que las patologías cardíacas en gatos cursen con tos. Todo lo dicho hasta ahora se debe a que los receptores tusígenos en los gatos se sitúan en la laringe, tráquea, bifurcación traqueal y grandes bronquios; por ello, el estímulo de los receptores laríngeos provoca una tos paroxística y muy frecuente mientras que los cuadros agudos que afectan a receptores de tráquea y bronquios genera una tos menos frecuente pero con gran esfuerzo espiratorio.

LARINGOESPASMO

El laringoespasmo en el gato se produce por la presencia de procesos inflamatorios crónicos de la laringe, que a su vez producen cúmulos de secreciones en la zona o bien al estímulo de los receptores laríngeos con saliva o con pelos deglutidos, entre otros agentes.

Es un proceso habitual y la mayoría de las veces no requiere de ningún tratamiento, si bien en algunas ocasiones, por ejemplo, durante la intubación, puede generar signos graves debido al espasmo de la laringe. El gato adopta una posición concreta: extiende la cabeza, se agacha, abre ligeramente la boca y realiza espiraciones continuas. La duración es variable y generalmente termina deglutiendo, aunque en algunos casos finaliza con una arcada. Tras este proceso, reanuda su comportamiento normal.

Los gatos afectados no presentan ninguna otra sintomatología y no se ha encontrado relación con el sexo, edad o raza.

VIROSIS RESPIRATORIAS FELINAS

Los gatitos no vacunados que recientemente hayan estado en contacto con otros gatos, bien en criaderos o en la calle, y que presenten tos además de signos oculares y nasales, pueden padecer rinotraqueítis felina o calicivirosis felina. El virus de la rinotraqueítis felina incialmente provoca en el gatito ataques agudos de estornudos, seguidos de una conjuntivitis severa y rinitis, ambas con gran descarga, que llega a ser mucopurulenta. La presencia de costras alrededor de ojos y nariz al desecarse las secreciones es típica de este proceso. A su vez, la presencia de úlceras en la boca puede ocurrir pero es muy infrecuente.

La infección por calcivirus afecta primero a vías altas con secreción ocular moderada y descarga nasal durante unos días. La descarga, aunque puede llegar a ser mucopurulenta, no llega a la severidad de la producida en la rinotraqueítis.

La aparición de úlceras de hasta unos 5 milímetros en la boca es típica de este proceso y afecta a lengua, paladar y arcadas.

Por esto, la tos es mucho más frecuente en la rinotraqueítis que en la calicivirosis, ya que, como hemos indicado previamente, en los alvéolos pulmonares no hay receptores para la tos.

ENFERMEDAD BRONQUIAL

La enfermedad bronquial felina abarca diferentes patologías: la bronquitis aguda, la bronquitis crónica, la bronquitis crónica asmática y el asma bronquial felina. Todas son patologías bronquiales que se diferencian por la duración del proceso, los cambios estructurales de los bronquios y el pronóstico para el gato.

Bronquitis aguda

Es un proceso inflamatorio de las vías aéreas, reversible y de corta duración cuyo signo principal es la aparición de tos varias veces al día. Puede presentarse en cualquier edad y las causas son víricas, bacterianas o por la presencia de micoplasmas.

Bronquitis crónica/Bronquitis asmática

Se produce en gatos de 3 a 8 años. La tos es el signo principal y tiene una duración de más de dos o tres meses. Cuando además presenta procesos disneicos se trata de bronquitis crónica asmática.

Debido a la mayor producción de moco de peor calidad, el mecanismo de defensa del sistema mucociliar se ve alterado; por ello, las contaminaciones bacterianas secundarias son muy frecuentes. Se acumulan exudados dentro de la luz bronquial, lo que provoca obstrucciones de las vías aéreas más pequeñas y con ello el proceso evoluciona a enfermedad crónica obstructiva pulmonar. En estos casos, debemos controlar la tos y las secreciones, prevenir infecciones y eliminar las causas agravantes.

Asimismo, evitaremos en la medida de lo posible que el gato tenga contacto con agentes inhalantes irritantes o alergenos, algunos tan comunes como la arena de la caja higiénica y el humo del tabaco...

Asma bronquial

El asma bronquial aparece en gatos a partir de los 2 o 3 años como consecuencia de la obstrucción de las vías aéreas bajas debido a múltiples estímulos, entre otros, cambios de temperatura, alérgenos inhalados y el ejercicio.

Los gatos afectados se agachan, extienden el cuello y tosen una o varias veces al día; asimismo, presentan cuadros de disnea esporádicos que suelen precederse de una tos paroxística. El gato se encuentra completamente normal entre los episodios asmáticos, si bien en ocasiones estornuda. La condición física es buena, a excepción de los cuadros de tos muy frecuentes, dado que llegan a ser extenuantes.

Teniendo en cuenta que una de las principales causas es la inhalación de alérgenos o sustancias irritantes, deberemos evitar que el gato tenga contacto con el polvo de la bandeja de arena higiénica utilizando otros tipos de lechos, pero también evitar el humo del tabaco y su presencia cuando se utilicen productos de limpieza caseros por la eliminación de vapores posiblemente irritantes, incluso evitar el uso de perfumes...

PÓLIPOS NASOFARÍNGEOS

Suelen aparecer en gatos jóvenes. El pólipo crece desde el oído medio y se extiende dentro de la faringe a través de las trompas de Eustaquio hasta alcanzar un tamaño considerable.

Su presencia provoca estornudos, descarga nasal bilateral, tos y dificultad respiratoria, ya que crea un cuadro obstructivo de vías respiratorias altas.

PARÁSITOS RESPIRATORIOS

Dirofilariosis

Es menos frecuente que en el perro, pero deberían realizarse pruebas de detección de filarias dentro del panel diagnóstico de la tos a los gatos que vivan en zonas endémicas o bien aquellos que acompañen a sus dueños a dichas zonas.

Los gatos ofrecen una mayor resistencia a la infestación por Dirofilaria immitis, lo que conduce a un menor número de formas adultas en su corazón (de una a seis, aunque la media es de dos formas adultas), y una menor duración y cantidad de microfilaremia.

Los signos clínicos más frecuentes en las formas agudas son de índole nerviosa —por citar sólo algunos, convulsiones, ceguera y síncope—, debido a la migración aberrante de formas adultas a los ventrículos laterales cerebrales.

En las formas crónicas, el gato presentatos persistente paroxística y cuadros disneicos.

También hay signos gastrointestinales, tales como vómito, anorexia y pérdida de peso, aunque en algunos gatos el vómito es el único signo presente. Si hay una gran hipertensión pulmonar se produce un cuadro de insuficiencia de corazón derecho con los signos asociados a él, por ejemplo, intolerancia al ejercicio, adelgazamiento y decaimiento.

Aelurostrongylus abstrusus

No es muy frecuente, pero debe ser buscado en las heces de los gatos que hayan vivido en la calle. Su ciclo biológico requiere de un hospedador intermediario.

Sin embargo, los adultos se encuentran en el pulmón del gato, en alvéolos y bronquiolos, cuyos huevos pasan a larva (estadio 1) dentro de los alvéolos. Éstas son deglutidas y salen en las deyecciones, donde pueden sobrevivir varios meses. Una vez en el medio penetran en el pie de moluscos terrestres (caracoles y babosas). El gato los ingiere y la larva infestante llega al pulmón vía sanguínea o linfática tras 24 horas de haber sido ingerida.

El signo clínico predominante es la tos, aunque en algunos casos puede haber disnea.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios