www.elmundodelgato.com

Accidentes domésticos: cómo prevenirlos

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:16h
Accidentes domésticos: cómo prevenirlos
No son muchos los accidentes domésticos que pueden poner en peligro a vuestro gato, tanto si vive en un piso como en una casa con jardín. Quizás, estos últimos, tengan más posibilidades de sufrirlos, al estar en contacto durante buena parte del día con otros gatos o sometidos a situaciones que en un recinto cerrado como es un piso no padecerán.
Sin lugar a dudas, el accidente más común en el gato que vive en un piso es lo que se conoce como “gato paracaidista”. Son muchos los gatos que tienen la costumbre de asomarse a ventanas o terrazas y que, ante la visión de un pájaro o de algún insecto que llama su atención, intentarán cazarlo al vuelo. En otras ocasiones, el gato se podrá quedar dormido en el borde de una ventana y moverse de forma inconsciente, lo que le podrá hacer caer al vacío. En la mayoría de las ocasiones no pasará nada, quedando dichas situaciones en un gran susto. El gato tiene una especial habilidad para caer de pie, es decir, con las cuatro extremidades posadas en el suelo, sea cual sea la altura desde la que caiga. De este tipo de caídas se derivan dos problemas. El primero, frecuente, es si el gato en su descenso encuentra obstáculos en su camino que impedirán que sus reflejos le hagan caer correctamente. En estos casos, el animal podrá sufrir importantes lesiones que muchas veces acaban con su vida (rotura de extremidades, de vértebras, traumatismos torácicos, rotura de vejiga…). El segundo problema, independientemente de que haya caído bien o mal, es que ante una situación tan estresante como esta, el gato tenderá a esconderse lo que en muchas ocasiones provocará su pérdida. Si, por fortuna, alguna persona lo encuentra y lo lleva a una clínica veterinaria y el gato está identificado mediante microchip, la localización de sus propietarios será muy sencilla. Por desgracia, si el gato no lo está, que es lo más frecuente, salvo que lo encuentre alguien que conozca a sus dueños o que quiera preocuparse por hacer público su encuentro, es posible que no volváis a verlo.

Otro problema que se suele producir con cierta frecuencia es que vuestro gato aproveche la puerta abierta de vuestro piso para salir al descansillo y, después, su curiosidad le haga explorar el territorio. En ocasiones, su ausencia la notáis rápidamente pero, en otras, pasan horas antes de que seáis conscientes de ella. El resultado es que algún vecino se lo encuentre y lo acoja o bien que el gato, asustado, decida llegar a la puerta del portal y salir a la calle. Se repetirá entonces una situación similar a la comentada para el “gato paracaidista”. Una vez más, la identificación se haría indispensable para una rápida recuperación de vuestro gato.

ELECTRODOMÉSTICOS, MUEBLES Y CABLES
Las lavadoras y los armarios son un lugar ideal para que vuestros gatos se escondan y duerman largas siestas. En el primer caso, las lavadoras pueden provocar desagradables situaciones. En mis años de profesional he vivido las situaciones de dos ahogamientos por esta circunstancia. En ambos se trataba de cachorros que encontraron allí un lugar en donde esconderse. No está de más que antes de ponerla en marcha echéis un vistazo al interior. Los armarios también, a veces, pueden provocar situaciones desagradables. Sois muchos los que tenéis la costumbre de dejar solos a vuestros gatos algunos días en casa. Normalmente basta con un buen avituallamiento de comida y de agua. Pero se han dado casos en que al marcharos de casa, habéis pensado que vuestro gato estaba en alguna habitación de la casa y resultó que se encontraba en un armario que por desgracia habíais cerrado antes de marchar. Si no pasan más que uno o dos días, la anécdota no tendrá importancia pero si transcurre más tiempo, la sorpresa al llegar a casa puede ser sumamente desagradable, especialmente si se produce en meses de calor. La deshidratación en estos casos puede llegar a ser muy grave.

Los gatos no suelen mostrar especial interés en morder cables, pero en algunos casos se pueden producir electrocuciones o quemaduras por esta circunstancia. Debéis, por tanto, prestar especial atención a estos gatos y corregir este comportamiento si es que se presenta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios