www.elmundodelgato.com

Medicinas alternativas

Gran ayuda en la terapéutica de las enfermedades de las mascotas

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:16h
Medicinas alternativas
Texto: Doctor Óscar Alexander Roa Acosta (M.V. – USL)

En las últimas décadas, tanto la medicina humana como la veterinaria han presentado transformaciones en forma relevante, siendo este fenómeno provocado muy seguramente por un cambio de conciencia en los profesionales de la salud hacia la prestación de un servicio más «humano e integral», con sentido holístico.
A este respecto me refiero a la manera en que se concibe la vida y las diversas
patologías o enfermedades que se pueden presentar en el transcurso de la misma. Así las cosas, la forma en que estamos enfocando el tratamiento de las enfermedades no es tan sólo tratar los síntomas de la patología «X» sin importar el paciente como individuo, sino, por el contrario, el objetivo es identificar los factores posibles que en un momento dado podrían afectar la salud, de tal forma que cada situación se analiza como un universo en el que interactúan un sinnúmero de partes: no se trata la enfermedad sino al individuo en medio de un complejo sistema inter-relacionado que integra entre otros los siguientes aspectos:
• Dieta completa y equilibrada.
• Ambientes sanos y espaciosos, recreación y ejercicio.
• Manejo etológico (psicológico).
• Medicina veterinaria preventiva.
• Aplicación de medicinas biológicas (homeopatía, homotoxicología, acupuntura, terapia neural, mesoterapia, reiki, esencias florales,...).

Durante siglos, la medicina tradicional (alopática) ha tratado las enfermedades mediante la inhibición, en ocasiones brusca, de procesos biológicos vitales del organismo
(antipiréticos para la fiebre, analgésicos para el dolor, antiinflamatorios para la inflamación, lo que hoy se conoce como la terapia de los «anti»); infortunadamente,
muchos de estos tratamientos con el paso del tiempo terminan ocasionando daños mucho mayores que los causantes del proceso.

Es cierto que en primera instancia la mayoría de los productos utilizados en medicina alopática surten efectos exitosos, pero más adelante terminan por generar diversas
afecciones que conducen a procesos patológicos más complicados. Muy posiblemente la razón para que sucedan estos fenómenos es que la mayoría de los medicamentos
empleados en las terapias tradicionales terminan por bloquear los mecanismos de defensa natural del organismo, impidiéndole contrarrestar la causa de la en-fermedad (bacteria, virus, hongo, toxinas, etcétera), y crear una memoria inmunológica adecuada que le permita reconocer y atacar, en caso de una futura agresión ocasionada por el mismo agente.

Seguidamente, me referiré en forma breve a algunas de estas terapias explicando sus fundamentos:
  • Homeopatía: Forma médica de terapia que deriva su nombre de dos palabras griegas que significan "como en la enfermedad", se origino a finales del siglo XVIII por el médico alemán Samuel Hahnemann; el sistema se basa en la idea de que las sustancias que producen los síntomas de la enfermedad en personas o animales sanos, ayudan a curar en cantidades muy diluidas en los que están enfermos y muestran los mismos

síntomas, a través del sistema de curación del propio organismo.
  • Homotoxicología: Es una terapia médica basada en la homeopatía, creada por el médico alemán Hans Heinrich Reckeweg en 1955 como un concepto unificador

entre la terapia convencional alopática y la homeopática.

Una de sus diferencias con respecto a la homeopatía es que en la búsqueda del medicamento para tratar la enfermedad, se puede elegir uno o más principios activos,
los cuales se pueden emplear en compuestos que pueden ir en una sola dilución o en varias diluciones mezcladas a la vez; adicionalmente emplea el mismo sistema de diagnóstico de la enfermedad usado en la medicina tradicional, lo cual facilita su aplicación por parte de los médicos que no conocen muy bien la repertorización
que manejan los médicos homeópatas.
  • Acupuntura: Es una de las principales formas de tratamiento de la medicina tradicional china; se fundamenta el empleo de finas y delicadas agujas que se insertan

en el cuerpo en diferentes puntos específicos, ajustando y modificando el flujo energético corporal que no se encuentra en equilibrio y que origina el desarreglo o enfermedad.

De acuerdo con la filosofía china, el universo y el cuerpo se rigen por dos principios energéticos separados pero complementarios, el Yin y el Yang, que cuando se encuentran en equilibrio y armonía generan un estado de salud plena. Entonces, si un gato tiene un estado de presión sanguínea elevada, el sistema chino dirá que el órgano corazón tiene demasiado Yang, y recomendará métodos para reducir el Yang o para aumentar el Yindel corazón, dependiendo de otros síntomas y órganos del cuerpo del animal.
  • Terapia neural: Es un sistema de curación, que se centra en el alivio del dolor crónico y la enfermedad a largo plazo; para esto se aplican anestésicos locales como la

procaína en cicatrices y puntos de acupuntura de los nervios periféricos y las glándulas, corrigiendo los cortocircuitos y restableciendo la conductibilidad eléctrica del organismo.
  • Homeosiniatria: Es la conjunción de la acupuntura china y la homotoxicología o la homeopatía, a través de la aplicación de los medicamentos homeopáticos u homotoxicológicos en los puntos de acupuntura que trabajaran sobre el órgano que ocasiona la afección, estableciéndose un efecto sinérgico entre estas diversas terapias,

para lograr un efecto más rápido y efectivo en beneficio de la resolución de la enfermedad.
  • Reiki: Es una terapia que emplea la imposición de manos sin tocar y técnicas de visualización con el objetivo de mejorar el flujo de energía vital a nivel físico y

emocional en los seres humanos y los animales. La palabra reiki significa «energía vital universal» en japonés.

Se ha demostrado su efecto calmante y tranquilizador en aquellos animales que sufren enfermedades graves, crónicas y mortales. La idea básica del reiki, es que el cuerpo tiene un campo de energía central para su salud y su adecuado funcionamiento, dicha energía circula por diversas vías que pueden estar bloqueadas o debilitadas y su fin es el de detectar esos puntos para corregir dichos bloqueos.

Por todo lo anterior expuesto es por lo que la medicina humana empezó a buscar otras soluciones al manejo de las enfermedades volviendo al inicio de los tratamientos de los antiguos, revisando los efectos de las plantas, los minerales y ciertos animales, los efectos que producían los estímulos de las agujas en los puntos energéticos de la medicina tradicional china, o también el mecanismo en que los medicamentos en altas diluciones como los homeopáticos y homotoxicológicos podían llegar a tener un resultado positivo en la mejoría de la salud de los enfermos.

Hoy en día hemos comprobado que el empleo de este tipo de terapias puede ayudar en alto grado a beneficiar la recuperación de la enfermedad a los animales, y sobre todo sin ocasionar los efectos secundarios indeseables que se generan con la medicina convencional; de otra parte, estas terapias se pueden manejar solas o combinadas entre sí, pues lo único que buscamos es llegar a la sanación del paciente; adicionalmente, también se ha comprobado que se elimina el efecto placebo (de sugestión o psicológico) que podría efectuar el médico en sus pacientes, ya que los animales son indiferentes a
esto. Por otro lado y a la inversa, las investigaciones que se hacen para la producción de un medicamento, generalmente se han hecho experimentando con los animales en los laboratorios, en cambio estas terapias se han investigado inicialmente en los humanos y, por fortuna los animales, por primera vez son los beneficiados, sin tener que sufrir
para obtener los resultados.

La idea de este artículo es crear la inquietud, en los propietarios de las mascotas y en el cuerpo médico veterinario, de que existen otras formas de tratar la enfermedad de sus mascotas, sobre todo en esos casos en que ya parece no haber ninguna solución, como en los gatos y perros con cáncer o enfermedades de tipo crónico.

Por otra parte, este tipo de terapias no son excluyentes, es decir, que si un paciente requiere el uso obligatorio de un medicamento alopático, con los medicamentos
homeopáticos y homotoxicológicos se puede lograr que con el tiempo se reduzca la dosis o hasta se elimine del todo su empleo.
  • Esencias florales de Bach: Es una terapia natural que se basa en los efectos curativos procedentes de ciertas flores bañadas por el sol; en su elaboración ocurren tres fases:

1) obtención de la tintura madre a partir flores silvestres; 2) preparación de una dilución
concentrada y 3) elaboración de una dilución final para tomar directamente. Esta terapia fue creada por el médico galés Edward Bach a partir de 1920, y fundamentó su terapia en el tratamiento de los desequilibrios emocionales, estrés y dolencias físicas; hoy en
día en nuestra práctica médica veterinaria la usamos para corregir problemas de
comportamiento (etológicos) en perros y gatos. Sin embargo, funciona muy bien en
especies exóticas que se encuentran en confinamiento o animales de producción con un
alto grado de estrés.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios