www.elmundodelgato.com

Las vacunas El mejor método para prevenir las enfermedades

Las vacunas El mejor método para prevenir las enfermedades

Texto: Dr. Óscar Alexander Roa Acosta

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:16h
Para todos es muy conocido que, en los últimos años, la tenencia de mascotas en los hogares ha venido en aumento, motivo por el cual la prevención de las enfermedades ha cobrado gran importancia, ya que esto reduce los gastos de tratamientos médicos y el
dolor generado por la muerte que podría suceder si la terapéutica no funcionara.
Debido al incremento en la población felina en las ciudades y donde cada vez vivimos
más aglutinados y en espacios reducidos (conjuntos residenciales), los factores de contagio y diseminación de enfermedades se incrementan. Lo peor de todo esto es
que muchas de las enfermedades que padecen este tipo de mascotas se pueden transmitir a los humanos (enfermedades zoonóticas), motivo por el cual los médicos veterinarios
cumplimos un papel importante en la educación de los propietarios y, en especial, de los niños, quienes finalmente son los que pasan más tiempo con las mascotas y corren mayor riesgo de contagio.

ENFERMEDADES INFECCIOSAS MÁS FRECUENTES
Dentro de las patologías de los felinos que en Colombia podemos prevenir mediante la vacunación están: la rinotraqueitis viral felina, calicivirus felino, panleucopenia,
leucemia felina y rabia.

Sin embargo, ya existen noticias de la prevalencia de una enfermedad que en nuestro país oficialmente no se ha declarado por nuestras autoridades sanitarias y es la Peritonitis Infecciosa Felina (PIF). Al igual que en los caninos, el plan de vacunación se puede iniciar a partir de la sexta u octava semana de edad.

EVITEMOS ENGAÑOS
Es muy importante que el plan de vacunación sea sugerido por un médico veterinario titulado y con tarjeta profesional, quien le indicará al propietario de la mascota
con qué vacuna iniciar el plan, teniendo en cuenta qué tipo de patología se presenta más en la zona en donde vive el animal. Por otro lado, es necesario que la vacuna empleada se encuentre cumpliendo unas condiciones mínimas de manejo como que estén refrigeradas (no congeladas ni al clima), que estén vigentes en su fecha de vencimiento, que posean registro del Instituto de Salud Animal, es decir, que no sean de contrabando, ya que este tipo de biológicos generalmente son defectuosos y no generan un buen grado de inmunidad a los animales dejándolos susceptibles a presentar la enfermedad.

Otro problema que hemos observado es que personas sin escrúpulos aplican «vacunas» a domicilio, muchas veces suplantando a verdaderos médicos o a funcionarios
de la secretaría de salud. No cumplen con las condiciones mínimas de temperatura, de asepsia para la aplicación de cualquier inyección (no hay cambio de jeringas y/o agujas), siendo este un motivo de contagio masivo de otro tipo de patologías entre los animales sometidos a este tipo de procedimiento. Finalmente, siempre que una mascota se vaya a vacunar, el veterinario le realizará un examen clínico para ver si es apto para recibir este tipo de tratamiento, ya que un animal enfermo se deberá tratar primero de la enfermedad que padezca en el momento y, luego, sí se vacunará cuando esté bien,
con el fin de evitar un estrés inmunológico severo si se hace al tiempo con una enfermedad en curso.

Mientras el gatito tiene la edad ideal para que comience su plan de vacunación, no se deberá dejar que tenga contacto con el exterior, pues puede estar susceptible
de adquirir una enfermedad contagiosa y sus defensas no estarán preparadas para defenderlo. Por eso, es muy importante que en los primeros días de vida, los gatitos tengan una buena lactancia para que consuman suficiente calostro de la madre, ya que allí ella transmite una buena cantidad de inmunoglobulinas y anticuerpos que los defenderán mientras se inicia el plan de vacunación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios