www.elmundodelgato.com

Recién nacido

Foto: El Mundo del Gato - Alberto Nevado.
Ampliar
Foto: El Mundo del Gato - Alberto Nevado.
domingo 14 de abril de 2019, 10:33h
Qué sonido puede ser más desalentador que el maullido de un gatito recién nacido abandonado. Cualquier persona sensible y no os voy a contar de los amantes de los animales, es imposible que pasen impasibles por delante de esta circunstancia.
Es un momento de incertidumbre ya que estamos ante un gran reto, espero que con estas líneas os despeje las múltiples dudas que se nos vienen encima.
Recién nacido

No solamente puede ser la causa anterior la que puede ponernos a prueba también podemos encontrarnos ante la situación de que la madre los rechace o que no pueda alimentaros por cualquier motivo.

Lo primero que tenemos que hacer es coger al gatito con sumo cuidado ya que puede estar lesionado, si podemos cogerlo con unos guantes o una toalla mejor. Siempre caemos en la tentación de presentar al “nuevo” al resto de los miembros de la casa, al resto de las mascotas. Esto lo debemos dejar para más adelante, primero descartemos que el gatito no tiene algún problema y ya vendrán las presentaciones como tienen que ser. Por supuesto no deben compartir las cajas de arena ni los cacharros de comer, es probable que el nuevo inquilino esté perfecto pero no debemos arriesgarnos.

Lo más inmediato es proporcionarle calor, los gatitos recién nacidos no son capaces de regular la temperatura de eso se encarga su madre, observemos que siempre las gatas recién paridas tiene un gran cuidado en que toda la prole este muy cerca de ellas, es su calor lo que mantiene caliente a sus hijos. Es una buena fuente de calor una mantita eléctrica o una bolsa de agua caliente, pero nunca ponerlo directamente con su cuerpecito, podemos lesionarlo, su piel es muy sensible. Para ellos basta con envolver la fuente de calor con una toalla. Confirmar de vez en cuando que el calor se mantiene más o menos a 37 grados. El lugar para depositar a nuestro gatito con su fuente de calor puede ser una simple caja, no tiene que ser grande, de momento cuanto más controlado esté mejor. Debemos asegurarnos que no esté cerrada, así observaremos mejor sus movimientos. La habitación donde pongamos la caja que tenga también una temperatura adecuada.

Ahora vamos a alimentar a nuestro gatito, lógicamente no tendremos leche en nuestra casa y el primer instinto es darles leche de vaca pero esto no debemos hacerlo bajo ninguna circunstancia ya que podemos perjudicarles, la leche de vaca no es apropiada para ellos ya que tiene unas características muy diferentes a la leche de gata, los azúcares son muy elevados. Debemos adquirir leche especial para gatitos, en la cínicas veterinarias o centros especializados para animales de compañía se pueden adquirir.

Estas leches vienen en polvo por lo que tenemos que mezclarlas con agua, recomendación, hacerlo con agua mineral y controlar la temperatura no debe estar muy caliente más o menos a 35 grados. Podéis poner unas gotas en la muñeca para confirmar que no esté muy caliente. También es importante que tanto la tetilla como el biberón estén estériles, esto lo conseguimos hirviendo el material para eliminar cualquier germen.

Ahora vamos a darles de comer. La postura es muy importante, el gatito no come como un bebé humano, debemos respetar la posición que él adquiere para mamar de su madre. En ningún caso panza arriba. Cuanto más natural sea esta postura mejor. Y después de comer frotamos su cuerpecito suavemente para eliminar el aire, esto sí es igual que cualquier bebe, los gases les causan malestar, así que fuera.

Al principio debemos alimentarlos cada dos o tres horas, ellos llorisquean cuando tienen hambre. Al cabo de un par de semanas ya pueden aguantar hasta cuatro horas y por la noche seis.

Otra parte importante es ayudarles a eliminar sus heces, al principio no tienen este instinto ya que es la madre la que se encarga de ello, les lame el culete para estimular el esfínter anal y así provocar que hagan cacas. Nosotros también podemos provocar que hagan caca y pis, basta con que con cuidado y sin lesionarle les frotemos muy suavito sus genitales con un algodón húmedo con agua templada esto suele bastar para su estimulación. Al cabo de una semana ya lo harán ellos solos. Es conveniente hacerlo después de cada ingesta.

Y por último dos consejos más, mantenerlos limpios, con un gasa se pueden limpiar si se han manchado el culete y controlar su peso que vayan engordando esto será señal que su alimentación es la adecuada.

Si no hay problemas que nos demanden la visita urgente al veterinario es mejor dejar pasar unos días para sacarlos de casa.

Ánimo que cuidar de los gatitos neonatos es muy gratificante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelGato.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.