www.elmundodelgato.com
Alimentación

Alimentación

lunes 30 de mayo de 2016, 17:43h

Durante los primeros meses los cachorros experimentan un crecimiento espectacular y, para que éste se desarrolle con absoluta normalidad y la salud del gato sea perfecta, es necesaria una buena alimentación. Es vital que el recién nacido reciba el calostro de la madre (la primera leche que segrega) en cantidad suficiente, pues es indispensable para la protección de su sistema inmunitario y sólo se produce durante las primeras 24 horas tras el parto. Entre las dos y tres primeras semanas la madre tiene suficiente leche para cubrir la demanda de sus crías pero, a partir de la tercera semana, se estabiliza mientras que las necesidades de la camada crecen: ha llegado el momento del destete.

Así, los cachorros empiezan a recibir alimento complementario, que debe ser altamente digerible, una vez al día para después ir espaciando las tomas de leche mientras aumentamos las de la comida sólida.

El alimento que elijamos debe ser especial para cachorros pues sus necesidades nutricionales son muy distintas a las de los gatos adultos. Es más fácil comenzar por ofrecerle comida húmeda, más sabrosa y digerible. A la hora de llevárnoslo a casa, debemos preguntar al criador o a la persona que ha estado alimentando al gato hasta el momento qué tipo de comida ha recibido, pues no es aconsejable realizar un cambio brusco en su dieta.

En cuanto al pienso seco, que se puede combinar con las latas, deberemos humedecerlo previamente con agua tibia para facilitarle tanto la ingestión como la digestión e iremos reduciendo la cantidad de líquido progresivamente hasta que tolere el alimento seco, lo que suele suceder a partir de las doce semanas. Cuando haya cumplido un año, podremos cambiar su alimentación a la de un gato adulto. Aún así, cualquier variación que efectuemos en su dieta deberá estar supervisada por nuestro veterinario y ser paulatina.

Al ser animales muy delicados con los sabores, lo ideal es acostumbrarles desde pequeños a la mayor cantidad de ellos cambiando de marca de pienso, de lata u ofreciéndole pescado o carne de vez en cuando. Lo normal es que los gatitos coman varias veces al día y, como tienden a autorregularse, podemos dejar que siempre tengan comida a su disposición.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios