www.elmundodelgato.com

Preparar el ajuar antes de que nuestro nuevo amigo llegue a su hogar

Foto: El Mundo del Gato - Alberto Nevado.
Ampliar
Foto: El Mundo del Gato - Alberto Nevado.
miércoles 16 de octubre de 2019, 10:27h
Antes de que nuestro nuevo amigo llegue al que será su hogar, debemos hacernos con una serie de accesorios para brindarle la bienvenida que se merece. No nos puede faltar un comedero y un bebedero cuya agua cambiaremos regularmente. Es importante limpiar estos recipientes con asiduidad para evitar que aparezcan olores que hagan que el animal rechace la comida.
Otro accesorio fundamental es la bandeja de arena donde el gato hará sus necesidades. Tiene que estar alejada del lugar donde se alimente y deberemos limpiarla todos los días. Los sustratos más cómodos son las arenas aglomerantes que forman una bola compacta con las deyecciones líquidas lo que facilita su limpieza y, además, no levantan polvo.

La camita debe estar protegida de las corrientes de aire y no muy cerca de un radiador. Podemos elegir entre infinidad de modelos pero lo más probable es que, cuando se encuentre instalado, decida que hay otros lugares más adecuados para dormir como el sillón, un cojín mullido o nuestra cama. También buscará un sitio alto que establecerá como su puesto de observación.

No podemos olvidarnos del trasportín, elemento indispensable para realizar las visitas al veterinario o cualquier otro traslado. Aunque pensemos que podemos llevarlo en brazos, es muy importante acostumbrarle desde pequeño a este cesto de transporte tanto por su seguridad como por la nuestra.

Para su aseo necesitaremos un cepillo de cerdas naturales, un guante de felpa y un peine fino si se trata de un gato de pelo corto. Para el pelo largo nos hará falta un cepillo metálico, otro duro y un peine de dientes gruesos.

También serán útiles unas tijeras de punta redondeada y un cortaúñas especial para gatos.

El baño, en el que utilizaremos champús específicos, será necesario cuando el gato se haya ensuciado pero no es conveniente que sea demasiado habitual.

Podemos acostumbrarle desde pequeño para que, cuando sea adulto, no suponga un trauma.

Para evitar que nos arañen los muebles o el sillón en su intento de afilarse las uñas o marcar el territorio, debemos disponer de rascadores que permitan al gato dar rienda suelta a sus instintos. Con paciencia conseguiremos enseñarle que es mucho más estimulante arañar sus rascadores que nuestro sillón favorito.

También es aconsejable proporcionarle hierba para gatos. Los mininos se sienten atraídos por la hierba fresca que, además, comen para estimular su sistema digestivo y para eliminar el pelo que ingieren durante su aseo. Tanto si pueden salir al exterior como si no, la hierba gatera nos dará la tranquilidad de que no ingerirán otras plantas, pues muchas son tóxicas para ellos.

Y, por último, los juguetes. Pelotas, ratones, plumeros…, todos captarán su atención y son esenciales para su desarrollo. En ciertas situaciones son útiles las puertas gateras, trampillas basculantes que suelen instalarse en puertas de la vivienda para permitir que el gato salga y entre a su antojo en casas que disponen de jardín.

En estos casos es necesario un collar con una chapa que contenga los datos del gatito y otro collar antiparasitario.

De todas maneras, no está de más que, aunque su mascota no pueda salir al exterior, haga uso del collar para identificarle pues una puerta abierta siempre será para él una tentación imposible de evitar.

COMEDEROS ORIGINALES


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios