www.elmundodelgato.com
Siberiano, el imponente gato de los bosques

Siberiano, el imponente gato de los bosques

viernes 26 de octubre de 2018, 09:46h

Su principal característica es su poderoso e impermeable manto, capaz de soportar las más bajas temperaturas, propias de su lugar de origen. Su vigorosa y potente musculatura le otorga un gran aspecto robusto, al mismo tiempo que le proporciona movimientos pausados y elegantes. Su increíble inteligencia le lleva a «entablar conversaciones» con sus dueños, manifestando una gran capacidad de entendimiento.

Su verdadero nombre es Gato del Bosque Siberiano.

Es una raza natural, originaria de Rusia. De características rústicas, tiene cierto parecido a otras razas naturales como el Maine Coon y el Bosque de Noruega, que se desarrollaron en otras latitudes, pero en condiciones climáticas similares.

Como en todas estas razas naturales hay infinidad de leyendas sobre su formación. En un principio se trata de gatos comunes que descendieron de los cruces producidos entre gatos salvajes de los Montes Urales con gatos domésticos llevados a Siberia por los colonos. También existen documentos que muestran que estos felinos ya existían en el año 1000. En el libro de Harrison Weir «Our cats and all about them», editado a finales del XIX, se habla de la raza como una de las tres de pelo, presentadas en la primera exposición felina que tuvo lugar en Inglaterra hacía el año 1700.

Asimismo y según cuenta la historia, estos maravillosos gatos vivían en los monasterios rusos principalmente, desarrollando tareas de vigilancia para prevenir sobre la llegada de algún intruso. Otras fuentes nos indican que estos gatos llegaron a las grandes ciudades rusas como Moscú y San Petersburgo, traídos por los emigrantes que abandonaron los lugares del norte de país en busca de zonas con condiciones climatológicas más suaves.

El hecho es que fue a partir de la caída del comunismo, que prohibía la tenencia de animales debido a la precariedad de alimentos, cuando comenzaron a promocionarse las razas y los clubes en ese país. La primera exposición felina celebrada en Rusia fue en Moscú en 1988. Desde entonces esta raza comenzó a evolucionar.

A Europa y Estados Unidos el legendario gato Siberiano llega poco después de la caída del muro de Berlín en 1989. Tras la apertura de la antigua Unión Soviética, los primeros viajeros que recorrieron las inmensas llanuras rusas y siberianas no pudieron resistirse a la belleza de estos espectaculares felinos, que se encontraban sentados en la puerta de las más humildes casas.

Los alemanes fueron los primeros en interesarse por estos gatos; los primeros ejemplares que llegaron a este país fueron «Mussa», una hembra tabby y blanca nacida en 1987, y «Tima», un macho de la misma edad, los dos procedentes de San Petersburgo y que adquirió Betti Schultz. Posteriormente de este criadero han salido grandes Siberianos que se han convertido en verdaderos campeones.

A Francia esta raza llegaría en 1990 de manos del criador francés Guy Gringer, que obtuvo tres ejemplares de un arquitecto ruso que conoció en una exposición celebrada en Mans.

A España estos gatitos llegaron de la mano de Francisco Collado, que importó una pareja de Moscú llamados «Chulo» y «Murka».

Por otro lado, hay que destacar que en Estados Unidos el Siberiano es un gato bastante conocido y difundido, quizás más que en Europa Occidental. El desarrollo de esta raza en aquel continente se debe especialmente a Elisabeth Terrel, de Louisiana, y a David Boehm, de Nueva Jersey. Ambos comenzaron la cría de manera simultánea, siendo la primera camada del año 1991.

En cuanto a su reconocimiento, hay que señalar que el primer pedigrí oficial se estableció en Rusia en 1987. Más tarde, en 1992, fue reconocido por la World Cat

Federation (WCF), que incluyó también a los famosos Siberianos colourpoint llamados «Masquerade». Actualmente este gato se cría en Rusia, Alemania, Francia, Italia, España y EEUU.

DESCRIPCIÓN GENERAL

El gato Siberiano es macizo y grande. Su vigorosa y potente musculatura le proporciona movimientos pausados y elegantes, pero al mismo tiempo extremada agilidad, fuerza y rapidez. Su aspecto es imponente.

El Siberiano tarda de cuatro a cinco años en desarrollarse. El macho pesa entre 8 y 10 kilos, mientras que la hembra suele pesar de 6 a 8 kilos.

De naturaleza robusta y muy resistente, puede llegar a vivir entre 15 y 18 años de vida.

La cabeza es grande, ancha y triangular, de formas redondeadas, las orejas son medianas, bien separadas la una de la otra, con la punta redondeada y bien pobladas.

Los ojos son ovalados, grandes y anchos, sin existir relación entre el color de los ojos y el pelo. La piel de la nariz va en consonancia con el color del pelo y su piel es ancha. Sin prominencia en los pómulos, todo el conjunto de la cabeza dota a este hermoso animal de una increíble expresión de dulzura.

Su cuerpo es largo, con la espalda ligeramente arqueada y lomo redondeado con anchos huesos. El tórax y el vientre son redondos y compactos,

La cola es espectacular: larga, ancha y poblada, y cuando están contentos la llevan erguida como una chimenea.

Sus patas son gruesas y potentes, las traseras ligeramente más largas que las delanteras, las almohadillas pobladas de penachos y sus pies son grandes y con forma redonda.

El pelo semilargo es impermeable al agua, en invierno luce un bellísimo collar y los típicos «pantalones». Su manto no necesita de muchos cuidados.

EL MANTO, SU PRINCIPAL CARACTERÍSTICA

El manto de esta raza es verdaderamente espectacular. Puede ser de semilargo a largo y más espeso en el cuello, extremidades inferiores y cola. En la zona del abdomen forma una especie de ondas. En la parte posterior de las orejas el pelo es más fino, haciéndose más grueso en la zona de la base, que está cubierta por completo.

La capa de subpelo, ligeramente más clara que el resto del manto, es más espesa en invierno que en verano, pudiendo adaptarse así a las diferentes estaciones del año.

En general el manto es bastante tupido, oleoso e impermeable, del tipo barnizado, es decir, capaz de repeler el agua. Ello dota a este animal de su principal peculiaridad, que es la de poder soportar las tremendas temperaturas características de su lugar de origen.

En relación con el color del pelaje, las exposiciones felinas admiten prácticamente todos los colores tradicionales y combinación de ellos, a excepción de los lilas y chocolates.

Las manchas o medallas también están permitidas. En todos los ejemplares atigrados no se admite el blanco en el mentón, pecho y vientre. El color debe ser intenso y el más común suele ser el tabby marrón.

Es preferible que las puntas del pelo terminen formando un mechón que le dé aspecto de lince.

CARÁCTER

Aunque en un principio estos gatos poseían un carácter bastante fuerte debido a su función de guarda y defensa, el hecho es que los criadores, con el paso del tiempo, han limado este fuerte temperamento. De carácter vivaz, juguetón y fiel, mantiene una relación muy especial con su amo. Son extremadamente jerárquicos y ellos mismo eligen a su propio dueño.

Una característica muy peculiar de su personalidad es su dulce y melódica voz. Estos gatos además poseen un ronroneo triple y a diferencia de otras razas tienen un

gorgeo especial. Además les encanta «entablar conversaciones » con sus dueños, mostrando una gran capacidad de entendimiento. También les apasiona que les hablen y acuden corriendo si se les llama por su nombre.

Son extremadamente inteligentes y aprenden con una enorme facilidad, de hecho es muy sencillo enseñarles trucos. Un dato curioso es que alguno de estos ejemplares ha participado en espectáculos de circo en

Rusia, por sus habilidades como equilibristas y manejadores de objetos.

Son muy tiernos, cariñosos y enormemente sociables, les encanta vivir en compañía de otros animales o niños. Aún así, en ocasiones, especialmente los machos, pueden mostrarse un poco reservados, ya que son más dados a hacer su vida; las hembras, en cambio, son mucho más hogareñas y tienen un carácter más dependiente.

La situación perfecta para esta raza es una casa que posea un poco de jardín, ya que son muy independientes, además de cazadores y escaladores natos debido a sus orígenes.

A pesar de esto se adaptan perfectamente a vivir en un piso, siempre y cuando dispongan de un árbol artificial donde poder desarrollar su actividad física.

Un Siberiano jamás saldrá huyendo cuando vea un extraño, al contrario, siempre estará vigilando por si ocurre algo.

Esta raza muestra una auténtica fascinación por el agua y les encanta jugar con ella.

CUIDADOS

Hay que destacar que esta raza no necesita de muchos cuidados. Su poderoso pelaje posee la principal ventaja de ser muy suave al tacto, graso y pesado, difícilmente enredable, tan sólo necesita un cepillado semanal para mantenerlo en condiciones adecuadas.

En épocas de muda es aconsejable cepillar diariamente a nuestra mascota. De hecho, en verano esta raza suele perder bastante pelo, y aquí es fundamental un cepillado diario. También el cepillado de cara a las exposiciones deberá ser más extenso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Siberiano, el imponente gato de los bosques

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    573 | May - 28/10/2016 @ 21:22:57 (GMT+1)
    Interesante comentario, sobre todo incorpora mucha cultura en cuanto al conocimiento que puedan tener las personas amantes de estas maravillosas criaturas del reino animal que son los gatos.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelGato.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.