www.elmundodelgato.com

La propiedad de animales de compañía.
El cambio de propietario y cesión de los mismos

Foto: El Mundo del Gato - Alberto Nevado.
Ampliar
Foto: El Mundo del Gato - Alberto Nevado.
En la actualidad en España existe una manifiesta dicotomía en materia de animales de compañía, pues, por un lado, se mantiene aún la consideración de los mismos como meros bienes muebles (lo cual se desprende de los artículos 333 a 335 del Código Civil), y por otro, en materia penal, se dota a estos una protección específica distinta a la del resto de los bienes que conforman la propiedad, es decir, se aplica un delito de maltrato animal del artículo 337 del Código Penal y no un delito de daños del artículo 263 del mismo texto. Y si bien es cierto que se pretende solventar dicha incongruencia mediante la Proposición de Ley de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, sobre el régimen jurídico de los animales (con la que se busca entre otras medidas un reconocimiento de su cualidad de seres vivos dotados de sensibilidad), ello no ha llegado aún a materializarse en un cambio en la legislación actual.
Foto: El Mundo del Gato - Alberto Nevado.
Ampliar
Foto: El Mundo del Gato - Alberto Nevado.

En concreto, en España, se pretende adoptar una reforma legislativa acorde a lo dispuesto por el artículo 13 del Tratado Fundacional de la Unión Europea y por el Convenio Europeo sobre protección de animales de compañía, hecho en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987, y de forma similar a países de nuestro entorno como Francia, con su Loi n° 2015-177 du 16 février 2015 relative à la modernisation et à la simplification du droit et des procédures dans les domaines de la justice et des affaires intérieures, o Portugal, con su Lei n.º 8/201. En este sentido, como menciona la exposición de motivos de la proposición de ley ya citada «se ha optado por las fórmulas más recientes de los Códigos Civiles francés y portugués, por su similitud con el Derecho de la Unión Europea, que prefieren una descripción “positiva” de la esencia de estos seres que los diferencia, por un lado, de las personas y, por otro, de las cosas y otras formas de vida, típicamente de las plantas».

¿QUÉ IMPLICA LA CATALOGACIÓN DE LOS ANIMALES COMO BIENES MUEBLES?
La actual catalogación de los animales como cosas muebles implica la existencia de derechos de goce y disposición de los propietarios sin mayores limitaciones que las establecidas por ley. En el sentido de lo anterior, en España no existe una legislación a nivel estatal relativa a la protección de los animales de compañía, debiendo por ende acudir a la normativa de las distintas Comunidades Autónomas para observar posibles restricciones en materia de disposición, en concreto:
• Andalucía: Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de protección de los animales.
• Aragón: Ley 11/2003, de 19 de marzo, de Protección Animal en la Comunidad Autónoma de Aragón.
• Principado de Asturias: Ley 13/2002, de 23 de diciembre, de tenencia, protección y derechos de los animales.
• Islas Baleares: Ley 1/1992, de 8 de abril, de Protección de los Animales que viven en el entorno humano.
• Canarias: Ley 8/1991, de 30 de abril, de protección de los animales.
• Cantabria: Ley 3/1992, de 18 de marzo, de Protección de los Animales.
• Castilla la Mancha: Ley 7/1990, de 28 de diciembre, de protección de los animales domésticos.
• Castilla y León: Ley 5/1997, de 24 de abril, de protección de los animales de compañía.
• Cataluña: Decreto Legislativo 2/2008, de 15 de abril, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley de protección de los animales.
• Comunidad de Valencia: Ley 4/1994, de 8 de julio, de la Generalidad Valenciana, sobre Protección de los Animales de Compañía.
• Extremadura: Ley 5/2002, de 23 de mayo, de Protección de los Animales en la Comunidad Autónoma de Extremadura.
• Galicia: Ley 4/2017, de 3 de octubre, de protección y bienestar de los animales de compañía en Galicia.
• Comunidad de Madrid: Ley 4/2016, de 22 de julio, de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid.
• Región de Murcia: Ley 6/2017, de 8 de noviembre, de protección y defensa de los animales de compañía de la Región de Murcia.
• Comunidad Foral de Navarra: Ley Foral 19/2019, de 4 de abril, de protección de los animales de compañía en Navarra.
• País Vasco: Ley 6/1993, de 29 de octubre, de Protección de los Animales.
• Comunidad Autónoma de la Rioja: Ley 6/2018, de 26 de noviembre, de protección de los animales en la Comunidad Autónoma de La Rioja.
• Ciudad Autónoma de Ceuta: Reglamento 2/15, de 23 de marzo, para la tenencia, protección y bienestar de los animales domésticos.
• Ciudad Autónoma de Melilla: Ordenanza reguladora de la sanidad animal en la ciudad autónoma de Melilla.

Así, son diversas las Comunidades Autónomas que prohíben la venta entre particulares, a modo de ejemplo, pueden mencionarse Madrid, Castilla y León o la Comunidad Foral de Navarra. Por otro lado, si bien Comunidades Autónomas como Cataluña o La Rioja si permiten las transacciones entre particulares, solo serán estas licitas cuando se limiten a sus animales, no tengan ánimo de lucro y se garantice el bienestar del animal.

Por lo general, suelen establecerse también por las leyes de las Comunidades Autónomas más prohibiciones o limitaciones a la libertad de disposición de animales domésticos, así por ejemplo, es común observar prohibiciones de:
• Vender, donar o ceder animales a menores de edad o incapacitados sin la autorización de quien tenga la patria potestad o custodia.
• Venderlos para experimentación sin cumplir con las garantías o requisitos previstos en la normativa vigente.
• Hacer donación de los mismos como reclamo publicitario, premio o recompensa.

Foto: Alberto nevado - El Mundo del Gato.

¿CÓMO PUEDO REALIZAR UN CAMBIO DE PROPIETARIO DE MI GATO?
Para esta cuestión no existe una respuesta única aplicable a todo el territorio nacional, es decir, habrá de analizarse cada caso concreto dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos.

A modo de ejemplificar, en la Comunidad Autónoma de Cataluña, el trámite de cambio de propietario se realiza en las propias clínicas veterinarias, donde se hará entrega de un documento de cambio de propietario del animal registrado en el AIAC (Archivo de Identificación de Animales de Compañía) e identificado con microchip. Para ello, habrán de firmar el citado documento el propietario1 al momento de la firma y el nuevo propietario, tramitándose por el propio veterinario el cambio de titularidad, quedando cuatro ejemplares del documento (para el propietario anterior, para el nuevo propietario, el AIAC y para el veterinario2. Del mismo modo en Galicia deberá de realizarse el cambio de propietario ante el veterinario (actuantes del REGIAC y autorizados por la Consellería de Medio Ambiente) mediante la cumplimentación de un impreso oficial de identificación (que será facilitado por la Dirección General de Conservación de la Naturaleza de la Consellería de Medio Ambiente) quedando por triplicado (para el nuevo propietario, para el veterinario y para el REGIAC)3 .

Se establece así un sistema prácticamente idéntico en la mayoría de Comunidades Autónomas, siendo los veterinarios los encargados de realizar la tramitación de cambio de propietario.

Como órganos homólogos al AIAC O REGIAC en las distintas Comunidades Autónomas se encuentran:
• Andalucía: RAIA
Aragón: RIACA
• Canarias: ZOOCAN
• Cantabria: RACIC
• Castilla la Mancha: SIIA-CLM
• Castilla y León: SIACYL
• Ciudad Autónoma de Ceuta: SIACE
• Ciudad Autónoma de Melilla: SIAMEL
• Comunidad Autónoma de la Rioja: RIAC
• Comunidad de Madrid: RIAC
• Comunidad de Valencia: RIVIA
• Comunidad Foral de Navarra: COVETNAPET
• Extremadura: RIACE
• Islas Baleares: RIACIB
• País Vaco: REGIA
• Principado de Asturias: RIAPA
• Región de Murcia: SIAMU


En materia de cambio de propietario, parece interesante mencionar al REIAC4 (Red Española de Identificación de Animales de Compañía), una asociación sin ánimo de lucro que pone a disposición del público herramientas para facilitar el entendimiento esquemático de los diferentes requisitos de traslado y cambio de titularidad de animales de compañía en cada Comunidad o Ciudad Autónoma.

¿QUÉ HACER SI NO PUEDO SEGUIR CUIDANDO DE MI ANIMAL?
Las Comunidades Autónomas mediante la legislación ya citada son bastante conscientes de la necesidad de evitar situaciones de abandono, es por ello que se establecen prohibiciones expresas del mismo, como por ejemplo, en Madrid, donde el mismo tendrá carácter de infracción muy grave con sanciones de 3.001 a 30.000 euros. Igualmente, en Comunidades Autónomas como Castilla y León o Aragón, se establece como obligación de los propietarios de animales de compañía la entrega del animal en los centros de recogida establecidos por la Administración en los casos en que no pueda continuar teniéndolo. Igualmente, en estas Comunidades Autónomas el abandono es considerado como una infracción muy grave en el caso de Castilla y León (con la misma sanción que la imponible en Madrid), y como infracción grave en el caso de Aragón con sanciones de 601,01 euros a 6.010 euros.

No obstante, no debe olvidarse que esta conducta será constitutiva de delito conforme a lo dispuesto por el artículo 337 bis del Código Penal, en concreto, cuando se abandone al animal en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad, castigándose en estos casos la conducta con una pena de multa de uno a seis meses y pudiendo el juez imponer la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y su tenencia.


Referencias
1 http://www.veterinaris.cat/CONSELL/userfiles/CONSELL/file/AUTORITZACIO%20TRAMITACIO%20

Texto: José Laserna Sierra (Abogado).
www.linkedin.com/in/jose-laserna-sierra-766044189

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios