www.elmundodelgato.com

Siberiano, la belleza que emergió del frío

Siberiano, la belleza que emergió del frío

Texto: Beatriz Moragues Pérez

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:16h
El Siberiano pertenece a los llamados Gatos de Bosque: El Bosque de Noruega, el Maine Coon y el Bosque de Siberia o Siberiano. Es un felino de grandes dimensiones, hermoso y fuerte. Esta pequeña fiera es la que nos ocupa hoy y con él recorreremos también el país que fue su cuna, Rusia.
El Siberiano es el resultado del cruce del gato doméstico con el gato salvaje de los Montes Urales, la frontera natural que separa Europa de Asia y del altiplano de la Siberia central.

ORIGEN DEL SIBERIANO
Este bello felino es originario del país de los zares, donde ya se le conocía en el año 1000. Curiosamente se cuenta que ejercía de gato guardián en los monasterios rusos, vigilante siempre ante la aparición de un extraño. También en los palacios lo utilizaban como cazador de roedores.

Asimismo, otros datos revelan que aparece en ciudades como San Petersburgo y Moscú acompañando a las personas que se trasladaban desde las zonas más frías del país, buscando un clima más templado.

Sin embargo, los primeros vestigios que parecen aludir a esta raza son los encontrados en la edición del mes de abril de 1895 de la publicación Illustrierten Zeitung, en la que aparece una noticia sobre dos gatos de color gris azulado, provenientes de Siberia, que se encontraban en el zoológico de la ciudad alemana de Dresde. También en el conocido tratado de zoología, del año 1925, Brehms Tierleben se hace referencia a un gato rojizo de Siberia y a un gato del Cáucaso.

Se cree que los primeros Siberianos llegan a Europa finalizando el siglo XIX, aunque se les denominaba gatos rusos de pelo largo. Ya con más seguridad, es en una época reciente cuando el Siberiano, como tal, alcanza Occidente. Llega a Estados Unidos y a Europa cuando el muro de Berlín, conocido también como el Muro de la Vergüenza, ha desaparecido. Este hecho ocurre en noviembre de 1989. A partir de ese momento, y con el cambio interno que se produce en la antigua Unión Soviética, quienes visitan estos parajes y son amantes de los gatos no pueden mostrarse indiferentes al atractivo del Sibirska Koschka, como también se conoce al Siberiano.

En 1990 el criador galo Guy Gringer adquiere tres gatos Siberianos en una exposición felina en la ciudad francesa de Le Mans, famosa en todo el mundo por su carrera de coches anual que dura 24 horas, conocida como «Las 24 horas de Le Mans».

En Estados Unidos el Bosque de Siberia es un felino apreciado desde que dos criadores de Nueva Jersey y Louisiana consiguieron las primeras crías a principios de la década de los noventa del pasado siglo.

El primer pedigrí oficial de esta raza se redacta en el año 1987 en Rusia. En 1992 es reconocido por la Worl Cat Federation (WCF) y se admite a los Siberianos colourpoint denominados Neva Masquerade. Esta raza también está aceptada por la Asociación Americana de Amantes de los Gatos (ACFA) y por la Cat Association Information (TICA). En la actualidad, los criadores de este felino se reparten por varios países como Alemania, Italia, Estados Unidos, Rusia, Francia y España.

La TICA merece una mención especial por ser una institución internacional, con sede en el estado de Texas (Estados Unidos) y que actúa en diversos países. Además de la divulgación de gatos de raza, también ocupa su tiempo en la defensa de animales sin hogar, sin olvidarse de apoyar la esterilización para intentar paliar el problema del abandono.

.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS
El gato de Bosque de Siberia tiene un gran parecido con sus compañeros: el Bosque de Noruega y el Maine Coon.

Es un gato potente, de apariencia regia y de exquisita belleza y elegancia. Su cabeza es grande, con el hocico redondeado. Sus ojos son grandes y ovalados y sus orejas, de tamaño medio, son anchas en su raíz y redondeadas en el extremo. Su cuerpo es largo y tiene la espalda levemente curvada. Sus patas son de extensión media y bien musculadas. Los pies son redondeados y fuertes, con mechones de pelo entre los dedos. La cola es extensa y con abundante pelo. Los machos pueden llegar hasta los diez kilos, mientras que las hembras no suelen pasar de los siete kilos.

Su pelaje semilargo e impermeable le permite soportar temperaturas extremadamente frías, como así lo ha tenido que hacer en el país del que procede. El pelo es más largo en el pecho (figurando un collar), en las patas traseras y en la cola. Son aceptados todos los colores excepto el canela, el chocolate, el lila y el fawn en sus distintas gamas.

Los ejemplares colorpoint son denominados Neva Mascarade, aunque pertenecen a la misma raza.

Hasta los tres meses edad tienen el pelo corto, que va desarrollándose lentamente hasta alcanzar su apariencia adulta. Estos gatos no maduran totalmente hasta los cinco años de vida.

CONVIVIR CON UN SIBERIANO
El Siberiano es un gato sociable, vital y travieso, muy juguetón. Al mismo tiempo, es independiente y siempre será él quien elija a su dueño o dueña. Afectuoso y dulce, se lleva bien tanto con otros animales como con niños, aunque es importante acostumbrarle desde pequeño. Los machos suelen ser más independientes, mientras que las hembras son más caseras y están más apegadas a su dueño/a. Es importante que tengan su sitio para dormir y para comer en un lugar tranquilo. Las hembras suelen buscar lugares protegidos y ocultos cuando sienten que llega la hora de dar a luz.

Su gran vitalidad le hace ideal para vivir en una casa con jardín, donde podrá ejercer sus dotes de cazador y trepar a su gusto para su propio disfrute. También se puede adaptar a un piso, pero será importante que sea amplio y que tenga juguetes por los que poder escalar, cosa que no es un problema, pues hoy en día existen multitud de ofertas en ese sentido. Les encanta jugar con el agua.

Este galán de las mil caras, posee una inteligencia extraordinaria, es sumamente sencillo enseñarle y, como curiosidad, citar que antiguamente intervenía en espectáculos circenses en Rusia.

Son gatos que, aunque independientes, no huyen ante los extraños, más bien permanecen vigilantes. Una de sus particularidades es su melodioso y suave maullido, difícil de olvidar cuando se escucha por primera vez. Es un gato muy comunicativo, le gusta que le acaricien y que le presten atención.

No necesita demasiados cuidados. Como cualquier gato de pelo largo o semilargo será conveniente cepillarle periódicamente, más frecuentemente en época de muda. No es adecuado bañarle, salvo excepciones, ya que perdería la impermeabilización de su pelaje. Es conveniente proporcionarle malta periódicamente.

Esta raza goza de una salud excelente, son gatos sanos y resistentes. Además, son especialmente adecuados para las personas que sufren de alergias, ya que las partículas que produce su cuerpo no contienen la proteína de Fel D1, responsable del 80 por 100 de las alergias a los animales. La Fel D1 es una proteína molecular que producen las glándulas sebáceas de los gatos y que pasan a su boca cuando se lamen en su acicalamiento diario.

El Siberiano, junto con el Bosque de Noruega, el Maine Coon y el Persa, se cuenta entre los felinos de raza más valorados.

RECONOCIMIENTO DE LA RAZA DEL SIBERIANO
Texto: Carmen Palacios Kaiser

Algunos criadores alemanes han investigado la historia de la raza siberiana en Rusia y
los datos que detallo a continuación son bastante seguros:
Hasta bien entrados los años 80, nadie prestaba especial atención al gato de pelo semilargo que vivía en Rusia.

Alemania Oriental
Curiosamente, las primeras apariciones oficiales del gato Siberiano se registran en la antigua República Democrática de Alemania. Hablamos de los años 1983 a 1987. La Asociación Felina E.V., en Berlín, está en posesión de antiguos Libros de Orígenes donde aparecen los primeros gatos Siberianos con sus camadas mucho antes de su reconocimiento oficial como raza. Todavía se les recuerda como «Trassenkatzen», traídos al este de Alemania por ingenieros y técnicos que realizaban proyectos industriales a lo largo de los oleoductos y gasoductos, en alguna parte del inmenso territorio de la Unión Soviética. La característica tan especial y valiosa de estos gatos y su importante aportación a la posterior cría oficial, era el hecho de que se trataba de gatos de zonas en aquellos años aisladas del resto del mundo, por lo tanto, eran gatos de la raza autóctona sin cruces con otras razas, mucho más probables en los grandes centros urbanos. La burguesía adinerada en la Unión Soviética, sobre todo en Leningrado y en Moscú, solía despreciar los propios gatazos callejeros, siempre admiró más a los Exóticos, Persas, Himalayos y Sagrados de Birmania, importados del extranjero, cuando eso era casi imposible y, por lo tanto, prueba viviente de su distinguido estatus social. Sin duda, los Siberianos recogidos en San Petersburgo y en Moscú tenían mezclas de algún que otro inmigrante. Prueba de ello también, que el Neva, la variedad point del Siberiano, surgió en San Petersburgo, ciudad portuaria en la que sin duda algún que otro Himalayo o Siamés se enamoró de una belleza local. En Alemania del Este destacaron como pioneros los criaderos «Hudson Bay», «Schlosspavillon» y «Von der Gronau» con líneas puras provenientes del otro lado de los Urales.

Rusia
Hasta el año 1986 en todo el territorio de la Unión Soviética no existía ni la cría organizada de gatos, ni Asociaciones Felinas, ni tampoco exposiciones felinas. En ese año se organizó por primera vez en Rusia un pequeño círculo de amigos de los felinos como filial extranjera de una asociación de Riga (Letonia) con el fin de instaurar una cría organizada con Libros de Orígenes. Se llamaba Felimur y fue la primera Asociación Felina en Rusia. El año 1987 se puede considerar como el punto de partida en el reconocimiento de la raza siberiana. El régimen autoritario de la Unión Soviética estaba a punto de caer, los rusos se sentían mas libres para reunirse, comunicarse y tomar iniciativas. A la filial letona le siguieron la formación de importantes Asociaciones
Felinas, entre ellas la famosa Kotofei en la entonces Leningrado, Fauna en Moscú y otras, pioneras en la selección de animales de referencia de raza siberiana. Fauna organizó la primera exposición felina en Moscú.

Primer estándar del siberiano
Las semejanzas con el Maine Coon y con los Noruegos habían dado lugar a confusión.

Algo inseguros, los rusos pensaban que tenían Maine Coons o Noruegos «de mala calidad». Las señoras Mironova y Katzer de Kotofei tomaron una decisión importante y establecieron en el mismo año el primer estándar provisional del gato siberiano. En este se definen y se realzan las características del gato Siberiano, dando los primeros pasos en su reconocimiento nacional e internacional. También en Moscú se reconoció la necesidad de registrar gatos que correspondían a ciertas características con sus camadas, (fuerte, voluminoso, robusto, aspecto de gato silvestre, pelo semilargo) pero no se había elaborado un estándar escrito. Desde el principio existe una fuerte rivalidad entre Moscú y San Petersburgo, ambos reclaman para sí ser el verdadero origen del gato Siberiano y tener los mejores ejemplares.

Reconocimiento del siberiano en rusia
Por fin, en 1989, se fundó la Asociación Felina Nacional, que reunía 14 asociaciones soviéticas: Soviet Feline Federation (SFF). En septiembre del mismo año, un grupo de criadores de San Petersburgo y de Moscú solicitaron el reconocimiento de la raza nacional, que les fue concedido en agosto del 1990. El estándar elaborado se apoyaba en el que habían definido las expertas Mironova y Katzer unos años antes.

Por lo tanto, la raza del gato Siberiano va a cumplir 20 años en 2010. Es importantísimo destacar que no todo gato de pelo semilargo que viene del norte de Europa es un Siberiano. Solamente los que están registrados como tal, los que corresponden al estándar y los que son de origen ruso. Se ha tenido que cerrar la clase de novicios fuera de Rusia por los numerosos abusos sobre todo con gatos traídos de la República Checa.

Alemania occidental
Nada más caer el muro de Berlín, hablamos de los años 1989/1990, el juez Hans Joachim Schulz y su mujer Betti aprovecharon la oportunidad para viajar a San Petersburgo y trajeron los primeros gatos a Alemania, «Mussa» y «Tima». Su famoso criadero Newskij’s nos aportó las líneas del famoso gato de referencia Román y otros muchos fantásticos gatos. Como juez de la WCF, H.J. Schulz aprovechaba sus numerosas visitas a Rusia para escoger los mejores Siberianos en las exposiciones.

Siempre que podía, compraba los mejores ejemplares. Los Schulz fueron de los primeros en criar el majestuoso Neva Masquerade.

Hoy en día se puede decir que, después de 20 años, esta raza es bastante conocida en algunos países de Europa y de Estados Unidos.

Grandes retos y problemas
Evitar consanguinidad, lo cual es bastante habitual en su país de origen.

Mantener la raza pura y con animales de mucha calidad. Es tal el éxito que está teniendo esta raza, que cualquier gato musculoso, con pelo semilargo encontrado en la calle pretende ser identificado como Siberiano. Se está cruzando con Persas y con otros gatos de pelo semilargo, lo cual está totalmente prohibido por las Asociaciones que quieren preservar esta raza única.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de ElMundodelGato.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.