Traumatismos en gatos: tips para evitarlos

Aunque los gatos se caracterizan por su agilidad, en ocasiones pueden llegar a calcular mal sus saltos, produciéndose fracturas de diversa gravedad. De hecho, este tipo de accidentes ocurre más de lo que nos imaginamos, convirtiendo a la traumatología veterinaria en una de las áreas más demandadas dentro de la profesión.

Este tipo de accidentes son tan frecuentes que incluso se ha llegado a denominar como “síndrome del gato paracaidista”. El felino realiza el salto, ya sea jugando o porque está escapando de algo o alguien, sin tener en cuenta la altura o las variables reales para ejecutarlo, provocándose fracturas en cabeza, tórax y abdomen, así como en los huesos de las patas.

Los gatos que no están esterilizados tienen una mayor probabilidad de sufrir estos accidentes, ya que tienen tendencia a escaparse del hogar. Por otra parte, los felinos recién llegados a nuestra casa también se incluyen en el grupo de riesgo, ya que se trata de un entorno nuevo y no controlan las distancias ni los espacios. De igual forma, los gatos menores de dos años tienen una mayor predisposición a estos accidentes.

Por ello, es fundamental que tengamos en cuenta cómo es nuestra casa, su distribución y las medidas que podemos llevar a la práctica para evitar lesiones en nuestros gatos.

Tips para evitar los accidentes

Muchas veces las caídas a poca distancia pueden ser más aparatosas ya que, a la hora de saltar, el gato no tiene tiempo para girar y se producen malas caídas, teniendo más posibilidades de sufrir politraumatismos.

Cuando cae de una altura considerable tiene tiempo para hacer ciertos movimientos y controlar la caída, ya que su sistema vestibular adquiere la posición horizontal o la cola en vertical y se relajan los músculos para absorber mejor el impacto.

Cómo evitar estos accidentes:

  • Se recomienda la esterilización del gato o gata
  • Debemos revisar el tipo de mobiliario que tenemos, especialmente las estanterías, así como comprobar que las baldas estén bien sujetas a pared
  • Se recomienda tener un rascador con varias alturas para que salte de manera controlada.
  • Proporcionarle juegos para que pueda interactuar con él. Hay una gran variedad en el mercado.
  • Colocar rejillas o mosquiteras en las ventanas, y redes en los balcones para proporcionar seguridad y evitar que se escapen.
  • Cierra ventanas y puertas antes de salir de casa

Primeros auxilios para felinos

Si nuestro gato sufre una caída, lo primero que debemos hacer es recogerlo con una toalla o manta y llevarlo al hospital veterinario más cercano.

Antes, puedes mirar el color de sus encías. Si están de color blanquecino es posible que tenga un traumatismo interno.

Debes tener en cuenta que por el susto y el dolor es posible que reaccione de manera agresiva. De hecho, aunque parezca ileso es importante acudir a un centro veterinario, ya que probablemente esté dos o tres días escondido por la impresión de la caída.

En el hospital veterinario podrán monitorizarlo para comprobar sus constantes. De igual forma, se podrán realizar pruebas de diagnóstico por imagen, como radiografías, para comprobar si se trata de una fractura. Por lo general, se le suministrará suero y medicamentos para tranquilizarlo y evitar los dolores del impacto.

También, se le hará una exploración para revisar de manera rápida el sistema neurológico, respiratorio y vascular, así como identificar la zona donde tenga dolor.

Si tiene heridas se limpiará y desinfectará poniendo apósitos. Y, en caso de fracturas, si no requiere cirugía, estará varios días en observación y se le hará un seguimiento posterior.

¡Comparte en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *